martes, 1 de enero de 2019

Balance de los asesinatos por violencia de género durante 2018


Los asesinatos relacionados con la violencia de género siguen siendo una triste realidad. El año que ha acabado ha vuelto a demostrar que esa forma de violencia extrema, lejos de erradicarse, sigue siendo una constante. Son la punta del iceberg de una violencia estructural que expresa el poder del heteropatriarcado dominante. Los datos que se han ido recopilando difieren en la cuantía. Los que provienen de medios oficiales suelen ser más cautelosos, en bastantes casos matizando, cuando no silenciando, muertes violentas de mujeres. 

La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha cuantificado estas muertes en 47, sin que se hayan incluido todavía algunos casos conocidos (por ejemplo, los de Diana Quer o Laura Luelmo) o queden varios casos aún por resolver. Se resalta además que es el número más bajo en los últimos 15 años, que es el periodo en el que se ha hecho un registro más minucioso.


Muy diferentes son los datos que ofrece la página electrónica Feminicidio.net, que ha contabilizado hasta el 19 de diciembre. El número de asesinatos lo eleva considerablemente, hasta alcanzar los 97. Añade además 2 desapariciones y los asesinatos de 3 varones, relacionados con otros de mujeres, por lo que el número total se eleva a 102. La información que se puede obtener es la más completa, porque su contenido se presenta por meses, características de los asesinatos y ámbito territorial. Veámoslo.

De los 97 feminicidios han sido reconocidos como oficiales 47. Luego, todavía no reconocidos como oficiales, se encuentran: 2, calificados como íntimos; 6, no íntimos; 21, cometidos por familiares; 8, infantiles; 2, por prostitución; 7, sin datos suficientes; 1, por violencia juvenil; 2, por robo; y 1, en proceso de investigación.  

Durante los seis primeros meses del año ha habido 46 feminicidios  y en los seis últimos, 51. Por meses destacan septiembre, en el que hubo 15, y marzo, con 12, como si el final del invierno y el inicio del otoño se convirtieran en los principales hitos de la violencia desatada. 


Por comunidades destacan Andalucía (con 21 feminicidios) y Cataluña (16). Luego siguen País Valenciano (10), Canarias (9) y Madrid (8), siendo las que menos Aragón (6), País Vasco (5), Castilla-La Mancha (4), Castilla y León (4), Galicia (3), Navarra (3), Asturias (3), Baleares (2), Murcia (2), Extremadura (1). Y en cuanto a las provincias, se encuentran a la cabeza Barcelona (9) y Madrid (8), seguidas de Santa Cruz de Tenerife (6), Granada (6), Málaga (5), Alicante (5), Girona (4), Castellón (4), Zaragoza (4) y Almería (4). Otras 23 provincias han conocido entre 1 y 3 casos de feminicidio, siendo 17 y las dos ciudades autónomas las que no lo han sufrido.