domingo, 21 de octubre de 2018

El Tribunal Supremo primero dice y luego se desdice

El jueves pasado el Tribunal Supremo tomó una decisión importante: que la responsabilidad en el pago del impuesto sobre actos jurídicos documentados relacionados con los préstamos hipotecarios correspondería a los bancos y no, como hasta ahora ha ocurrido, en quienes obtenían las hipotecas. Resolvía de esa manera un recurso presentado en su día por la Empresa Pública de la Vivienda del ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid (por cierto, gobernado por IU desde hace muchos años), que se hacía eco de los reivindicaciones e intereses de la mayoría de la población, en detrimento del poder financiero. Sin embargo, al día siguiente, en lo que no ha dejado de ser un hecho inaudito, Luis María Díez-Picazo, presidente de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del citado tribunal, dejó en suspenso la sentencia. Tomada por una sección de la Sala, quiere ahora que sea el Pleno la que vuelva a estudiar el recurso. ¿Qué habrá pasado? ¿Algunas llamaditas...?  

Migrantes y neoliberalismo

Buscar las causas por las que migran las personas, nos puede ayudar a entender mejor la realidad que vivimos. Son cientos de miles, millones, quienes han ido dejando sus hogares y se han aventurado a moverse hacia un más allá terrenal. Gentes de todos los continentes. El Mediterráneo lleva más de dos décadas convertido en un espacio donde arriesgan sus vidas para cruzarlo hacia el norte, desde África, o hacia el oeste, desde Asia. Aún más tiempo la frontera fortificada por EEUU lleva siendo el parapeto para impedir que desde México lleguen de diversos países del continente latinoamericano. Migrantes que huyen de la miseria, las guerras, las persecuciones... Personas a las que se dificulta, cuando no se impide, que crucen los límites marcados por los estados, y a las que se maltrata en su mayoría cuando los han traspasado. 

Estos días estamos viendo la caravana originaria de Honduras que quiere llegar a México para, a través de su territorio y pasando antes por Guatemala, intentar acercarse al muro norteamericano. Gentes desesperadas, desorientadas, que huyen como zombis de la nada hacia un destino incierto, pero que anhelan como un sueño. No teniendo nada que perder, se aventuran a lo desconocido, como una especie de Eldorado.

Para Rita Segato se trata de una realidad, muy dura, que confronta dos situaciones antagónicas. Nos habla de dos proyectos, el de los vínculos y el de las cosas. El primero, el de las comunidades, fuertemente -cada vez más- socavado por el segundo, que es del individualismo. Unos vínculos de pertenencia a comunidades concretas que generan confianza recíproca, pero que se van desmoronando por la fatal atracción de la acción de las cosas. 

Estamos ante la tiranía del neoliberalismo imperante, que sigue destruyendo sin cesar los lazos que las personas hemos ido construyendo socialmente. Ante el neoliberalismo creador de falsas ilusiones, de las cosas, que se concretan en el consumismo desmesurado, el individualismo atroz, la violencia rampante... El neoliberalismo, capaz de convertir en cosas a las personas. Capaz de agrandar cada vez más el abismo existente entre los territorio, las clases, los géneros... 

Ya lo dijo José Saramago: "El desplazamiento del sur al norte es inevitable; no valdrán alambradas, muros ni deportaciones: vendrán por millones. Europa será conquistada por los hambrientos. Vienen buscando lo que les robamos. No hay retorno para ellos porque proceden de una hambruna de siglos y vienen rastreando el olor de la pitanza. El reparto está cada vez más cerca. Las trompetas han empezado a sonar. El odio está servido y necesitaremos políticos que sepan estar a la altura de las circunstancias".

viernes, 19 de octubre de 2018

Con el Barba-teño

Hace unas semanas mi amigo Paco Malia me anunció que iba a preparar unas viñetas con motivo de mi jubilación. Maestro también jubilado y excelente profesional, se trata de una persona con una gran bonhomía. Le gusta ejercer de ser de su pueblo, Barbate, y ha llegado a inventar una palabra para ello: barbatero. A todo esto se le une su  impresionante capacidad para crear: relatos breves, poesía, historia local... y viñetas. 

Hace cuatro años, cuando presentó su libro de poemas Piel de otoño, le dediqué una entrada, pero ahora voy a resaltar su faceta de dibujante, como creador de un personaje entrañable: "El Barba-teño". Durante varios años sus viñetas estuvieron presentes en Debate Ciudadano, el boletín que IU de Barbate editaba casi mensualmente. Las situábamos en la contraportada y vaya si daba lustre, junto con las ilustraciones en la portada y las páginas interiores de Luis Valverde, a una publicación cargada de política. "El
Barba-teño" aportaba la sabiduría de un abuelo del pueblo, que en el fondo, como heterónimo, era la del propio Paco. 

Ahora, con su regalo-dedicatoria me ha investido como miembro de esa orden ficticia que tiene en la gorra y el bastón los elementos más típicos de su indumentaria. Gracias, amigo.

(Fotografía: Felisa Rico)

martes, 16 de octubre de 2018

La foto, la escoba y la ayuda real

Felipe VI fue ayer a visitar Mallorca, después de las dramáticas inundaciones sufridas el pasado fin de semana en el pueblo de Sant Llorenç. Mientras saludaba a la gente, un joven le ofreció su escoba, a la vez que le preguntaba si iba a ayudar en algo. El monarca le contestó con un escueto "ahora no puedo" y acto seguido le dio una palmadita en la espalda. 

Por lo que hemos podido ver, eso de la limpieza no va con él. Al fin y al cabo ha sido una forma de hacer gala de lo que nobleza ha tenido a bien practicar por los siglos de los siglos. Es decir, dejar el trabajo manual, el de mancharse, para la plebe. En realidad lo que buscaba era hacerse la foto y punto. Para quedar bien y hacer ver que está con la gente. En eso consistió su ayuda. Una ayuda verdaderamente real. 

Octubre del 68 en México: el orgullo del black power

Ha pasado medio siglo desde que sucediera uno de los episodios más impactantes ocurridos durante la celebración de los juegos olímpicos. Ciudad de México fue el escenario, cuando tres atletas protagonizaron un momento inolvidable: los afroamericanos Tommie Smith y John Carlos, y el australiano Peter Norman. En EEUU eran los tiempos de la lucha por los derechos civiles para la población afroamericana, también lo eran de la lucha contra la guerra de Vietnam... Meses antes las calles de Praga habían conocido lo que se conoció como su Primavera, en París había estallado el célebre Mayo y en la Plaza de Tlatelolco de la capital mexicana, semanas antes del inicio de los Juegos, caían abatidas por las balas de la policía centenares de personas.

Fue el 16 de octubre cuando, durante la entrega de medallas de la prueba de 200 metros lisos, Smith y Carlos se dirigieron descalzos hacia el podio, el primero con una bufanda negra y el segundo con un rosario. Los tres, además, se colocaron una insignia del Programa Olímpico para los Derechos Civiles. Iniciado el himno de EEUU, los dos afroamericanos levantaron sus puños recubiertos por un guante negro mientras agachaban la cabeza. Se trataba de una reivindicación sobre los derechos humanos, apoyada solidariamente por Norman, que procedía de un país donde los derechos de la comunidad aborigen estaban también pisoteados. Era también una apuesta por el black power, en boga en EEUU durante esos años. Toda una simbología transgresora, que denunciaba ante millones de personas del mundo la realidad de la comunidad afroamericana de EEUU. El color negro, mostrado con orgullo. Los pies descalzaos y el rosario, dejando ver la postración sufrida desde siglos atrás.

El escándalo fue mayúsculo. Desde el propio COI se instó a la expulsión de Smith y Carlos de la villa olímpica. Y lo que vino después para los tres protagonistas en sus respectivos países fue un largo calvario de amenazas y marginación.  

jueves, 11 de octubre de 2018

A vueltas con el estado de opinión sobre monarquía y república

Ha aparecido una nueva encuesta sobre el estado de opinión de la monarquía. Al igual que la publicada durante el verano por Contexto, a la que me ya me referí en este cuaderno ("Monarquía o república en España? Los resultados de una encuesta"), la monarquía no sale muy bien parada como se desprende de la encuesta realizada por el portal electrónico Electomanía

Pero veamos un resumen de la misma, que puede ser el siguiente:

1. La valoración media de la institución monárquica es bastante baja: 3,8 sobre 10

2. Por edades, todos los grupos la suspenden, incluido el que más la apoya, el de mayores de 55 años, que le da un 4,5.

3. Lo mismo ocurre por comunidades autónomas, donde en ninguna alcanza el aprobado, salvo en Canarias, donde obtiene precisamente un 5.

4. Por partidos sólo entre los de derecha roza el aprobado, con 4,9 en Vox y PP, y 4,4 en Ciudadanos.

5. En las preferencias entre monarquía y república, la primera alcanza el 48,1% y la segunda el 45,6%.

6. El reparto territorial, sin embargo, es llamativo: la opción por la república es mayoritaria en Cataluña (74%), País Vasco (74), Navarra (61%), País Valenciano (60), Baleares (60), Galicia (54) y La Rioja (53); mientras que la monarquía es la preferida en Castilla y León (61%), Castilla-La Mancha (60), Madrid (57), Andalucía (55), Murcia (52), Cantabria (51), Extremadura (50) y Canarias (50); en Asturias (48/47) y Aragón (49/47) la cosa está más reñida, con una ligera ventaja de la monarquía.

7. Por edades resulta llamativo el progresivo descenso en los apoyos a la monarquía según avanzamos en los años: por debajo de 35 la república es la preferida por el 54%, 14 puntos por encima de la monarquía; entre los 35 y los 55 años la república, con el 49%, sigue estando por delante, pero por 4 puntos; sólo entre la población con más de 55 años la monarquía, con el 53%, supera a la república, con el 43%. 

A un compañero que se jubila..., a un amigo

Ha estado más de 36 años en el instituto Trafalgar de Barbate y ha sido una persona que ha sabido identificarse con él. Se ha involucrado como el que más a través del trabajo, pero no sólo. Ha participado en fomentar el buen rollo con el profesorado, el alumnado, el personal no docente y los padres y las madres, y se ha convertido en uno de los principales propagandistas, en el buen sentido de la palabra, del centro.

Amante del deporte, ha sido coherente en practicarlo, especialmente el fútbol, donde se mantuvo hasta muy tarde. Fue uno de los baluartes de los partidos que jugábamos los profesores con los alumnos en mayor medida, pero también con veteranos del deporte y los maestros de los colegios. Coincidí con él en los “años dorados” de la primera mitad de los noventa, cuando jugábamos casi todas la semanas, llegamos a ser terceros en el campeonato de veteranos y no teníamos rival entre los colegios.

Otra de sus facetas has sido su amor por la escritura. Es un asiduo de las Cartas al Director del Diario de Cádiz, habiéndose convertido casi en un corresponsal-articulista del periódico. No le ha faltado El País, que de vez en cuando se ha hecho eco de sus misivas. Como una reciente en la que recordó a una antigua alumna, Rosa Castillo, que jugó algunas veces con los alumnos y llegó más tarde a ser componente de la selección española. En la carta que publicó ese diario reivindicó el papel de la mujer en el deporte y no le faltó la ocasión para sacar a relucir a su querido Barbate.

Recientemente se ha dedicado también a hacer uso de los correos electrónicos, a través de los cuales nos manda sus reflexiones personales, más sobre lo humano que sobre lo divino, con especial interés por lo ocurre con el Trafalgar y sus gentes. Y en todo ello nunca le ha faltado el sentido del humor, que rezuma en cada momento.

He coincidido con él durante 29 años y puedo presumir de haberme llevado bien, que no es poco por mi parte. Hemos compartido muchas conversaciones y también inquietudes. Sobre la política, el deporte... A él le debo una de las dedicatorias más emocionantes que he recibido, la que dedicó el día de mi jubilación y que hasta ahora no me había atrevido a publicarla en este cuaderno.

Puedo decir que eso de las prisas no era lo suyo, sin que por ello dejara de cumplir con sus obligaciones, y que las mejores de sus virtudes han sido siempre la amabilidad y la generosidad. Y puedo decir también que es una persona culta, que no tiene por qué estar reñido con tener o no tener títulos universitarios. Y a José Antonio Cabeza Cabeza no creo que se le pueda negar el haber obtenido el doctorado de la vida.

(Fotografia: Ángeles Vélez)

lunes, 8 de octubre de 2018

América Latina, un continente que vira hacia la derecha

En pocos años el continente latinoamericano ha ido virando hacia la derecha. Atrás dejó el aire de esperanza que a lo largo de la primera década del siglo fue soplando. Estaba Cuba, sí, capaz de mantenerse contra viento y marea. Pero fue con Venezuela, tras la llegada a la presidencia en 1999 de Hugo Chávez, inicialmente sorprendente desde el continente europeo, cuando se levantó de nuevo con fuerza ese aire de esperanza. Le siguieron liego Brasil (2003), Argentina (2003), Uruguay (2004), Bolivia (2006), Honduras (2006), Ecuador (2007), Nicaragua (2007), Paraguay (2008) y El Salvador (2009). 

No fue una ola homogénea ni en los objetivos, ni en los resultados y ni siquiera en las formas. En todo caso supuso un importante avance después de décadas de postergación ante el gigante del norte. Esos países miraban por sí mismos,  ganaron en autoestima, algunos se atrevieron a desafiar sin miedo al imperio y en general consiguieron logros importantes en mejoras sociales. Fueron capaces de dar los primeros pasos hacia una integración económica a través de UNASUR (2008) y la creación del SUCRE como moneda común. También, con un grado mayor de atrevimiento, crearon el ALBA (2006) o la CELAC (2011).


Los gobiernos respectivos cometieron errores graves, tanto en la gestión como en las tácticas empleadas. A veces no quisieron ir más allá de lo que hubieran podido y en otras ocasiones subestimaron lo que les ha ido minando. Y es que fuerzas poderosas, auspiciadas y financiadas por grandes potencias, con EEUU a la cabeza, y las oligarquías de cada país han estado haciendo uso permanentemente de todo tipo de estratagemas para frenar los cambios iniciados. Desde las legales hasta los ilegales, desde las institucionales hasta las provenientes de la propia sociedad. Ejército, jueces, medios de comunicación, grupos paramilitares, jerarquía católica, iglesias evangélicas..., todo ha sido utilizado para conseguir los propósitos.  


Puestos en peligro los intereses del imperio y las oligarquías nacionales, la reacción pronto empezó a dejarse notar. No dudaron en fomentar un golpe militar en Venezuela en 2002, fracasado pese a todo; o conseguir que triunfara otro en Honduras en 2009... Tampoco dudaron en romper la unidad territorial de Bolivia, cuando en 2008 fomentaron la secesión de la provincia de Santa Cruz. Dieron lugar a juicios políticos en los parlamentos que acabaron con las presidencias de Fernando Lugo en  Paraguay, en 2012, o Dilma Rousseff en Brasil, en 2016. La vía electoral tuvo éxito en el caso de Argentina, cuando en 2015 el multimillonario y ultraliberal Mauricio Macri acabó con el periodo del matrimonio Kirchner. No ha faltado nunca el propiciar situaciones económicas adversas o aprovecharse de las que surgían en contextos internacionales más amplios, para fomentar, cuando no organizar, conflictos en las calles, movilizando a los sectores sociales y políticos contrarios a los procesos de cambio o que simplemente estaban descontentos. Es lo que ha ocurrido en Venezuela, sobre todo con Nicolás Maduro, desde 2012; en Brasil con Rousseff, en 2014; en Nicaragua con Ortega, en este año... Han impedido que en Brasil se presentara como candidato presidencial Lula da Silva, el político más popular, haciendo uso para ello de condenas judiciales y su encarcelamiento, y denegando cuantas alegaciones se fueron presentando. 


Otros países han podido mantenerse dentro del marco de influencia de las potencias occidentales. Como el Chile que dejó Pinochet atado y bien atado, incapaz con los gobiernos de Michelle Bachelet de salirse de ese marco y ahora, por segunda vez, con el también multimillonario y ultraliberal Sebastián Piñera en la presidencia. Y ante todo, Colombia, el fiel aliado de EEUU que tiene al frente desde la primavera al uribista Iván Duque. Uruguay ha recobrado cierta normalidad con la vuelta del moderado Tabaré Vázquez. Y Ecuador, por su parte, está viendo cómo Lenin Moreno va desmontando los logros alcanzados por su antecesor, Rafael Correa, con quien había compartido movimiento y gobierno.  


Ayer tuvo lugar la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil. Y los resultados no han podido ser peores: el candidato de la ultraderecha, Jair Balsonaro, ha obtenido el 46,1% de los votos. Muchos, demasiados, para que el candidato de la izquierda, Fernando Haddad, con un 29,2%, pueda hacerle frente en la segunda vuelta. Un candidato, Balsonaro, que no dejado de hacer una apología de la dictadura brasileña finiquitada en 1985, la homofobia, la misoginia, el belicismo, el racismo... Y paradójicamente apoyado por amplios sectores populares que parecen aceptar unas propuestas económicas ultraliberales, las mismas que llevaron al continente a la miseria desde décadas antes. 


Ignoro lo que pasará en Brasil a finales de mes cuando tenga lugar la segunda vuelta de las elecciones, pero el triunfo definitivo de Balsonaro abriría un nuevo tiempo, esta vez de tinte oscuro, muy oscuro.

viernes, 5 de octubre de 2018

Las vergüenzas del juez, la fiscal y la abogada

Tres componentes del mundo judicial han protagonizado un episodio vergonzoso y repugnante. Ayer pudimos acceder a la escucha de los comentarios jocosos e insultantes de un juez y las risas cómplices de una fiscal y una letrada de la administración hacia una víctima de violencia de género, grabado todo ello mientras se desmontaban los aspectos técnicos de la vista en un Juzgado de Violencia sobre la Mujer. Ponen al descubierto qué se esconde muchas veces detrás de las togas. Son una muestra de cómo en tantas ocasiones las valoraciones y las decisiones judiciales chirrían y hacen que nos llevemos las manos a la cara. Nos permiten entender por qué en tantas ocasiones mujeres indefensas, cuando no sus hijos o hijas, con decisiones incomprensibles y poca o ninguna protección, han acabado perdiendo la vida. El juez, en un primer momento, ha intentado salir por la tangente con lo de "una conversación privada". Me pregunto si una sede judicial y más concretamente el escenario donde se celebran las vistas no debe ser un espacio impoluto de comentarios perversos y tendenciosos. Luego, a última hora de ayer, ha tomado la decisión de apartarse de la causa. Me pregunto si sobre él y sobre las otras dos profesionales de la justicia no deberían tomar decisiones drásticas quienes tienen competencias para hacerlo. ¿Qué confianza puede tenerse en esas personas? Recomiendo leer el artículo de Javier Pérez Royo, "Un vídeo sobrecogedor", y de paso visionar la grabación. Aclaran mucho.

miércoles, 3 de octubre de 2018

Las palabras de Torra: ¿amenazas, ultimátum, golpe de estado...?

En los medios de comunicación del sistema están tratando como amenazas, chantaje, ultimátum, plan oculto de Torra y calificativos en esa línea las palabras pronunciadas por Quim Torra ayer en el Parlament. El País, al menos en su primera edición en papel de hoy, es explícito en ese sentido, como también La VanguardiaEl Mundo, El Confidencial, La Razón, El Periódico... Otro, ABC, ha ido más allá, en la línea de lo hace un año salió en los ámbitos conservadores acerca de un golpe de estado. Ayer mismo José Mª Aznar llegó incluso a establecer un paralelismo con lo ocurrido en 1934, mezclándolo todo, incluido un complot entre la izquierda y los nacionalistas. No debemos olvidar que los ideólogos del franquismo tuvieron que buscar una excusa para intentar legitimar el golpe militar de 1936, para lo que acabaron encontrando lo del 34. Los publicistas neofranquistas, como Pío Moa y compañía, lo retomaron en los años noventa y ahora su padrino vuelve a airearlo.

Pero volvamos al principio. ¿Qué dijo realmente Torra? Nada nuevo, que es el meollo de lo que desde hace tiempo se está planteando desde el procès y es aceptado abrumadoramente por la sociedad catalana: la convocatoria de un referéndum. Nada más democrático. Lo relacionó con el apoyo que los grupos catalanistas han dado a la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa y, en lo concreto, a la estabilidad del gobierno. Nada anormal, porque los apoyos en un sistema parlamentario se basan en acuerdos y transacciones entre los grupos. Tú me das y yo te doy, y viceversa.

La respuesta del gobierno español a través de su ministra portavoz, Isabel Celaá, ha sido llamativa. Y no tanto por lo del empleo de expresiones como "no aceptamos ultimatums" o "vamos a apostar por el diálogo hasta el final", como por su trasfondo. Rechazando de plano el referéndum, Celaá se refirió a una mayoría de la sociedad catalana que dice que no es independentista. Me pregunto, si es así, por qué negar la consulta. Al fin y al cabo votar siempre es un ejercicio de democracia. Lo han hecho dos veces en Quebec y una en Escocia. Sánchez estuvo hace unos días en Canadá y sobre algo de eso debió de hablar con su anfitrión, el primer ministro Justin Trudeau.


El miedo sigue existiendo. O la falta de valentía. O…

lunes, 1 de octubre de 2018

¡Bien por el Supremo y enhorabuena a Casado!

Después de la última decisión del Tribunal Supremo, rechazando investigar al aforado Pablo Casado sobre su máster, no puedo por menos que alabar a la justicia española. Y corregir mis críticas y sospechas hacia ella. Que no han sido pocas y que reconozco injustas. La causa iniciada por una jueza sobre el máster cursado hace unos años por el diputado y dirigente pepopular ha quedado archivada. El Supremo ha puesto las cosas en su sitio. Como tiene que ser. No ha habido ilegalidad, sino trato de favor. ¿Trampas? No, favores. 

Y que se deje de poner en duda al pobre Casado, hombre. Que fue capaz de conseguir su licenciatura haciendo una hombrada, al aprobar la mitad de las asignaturas (12 de 25) en cuatro meses. Y en un centro de prestigio -privado, claro-, dependiente de la Complu. Y que después sacó por la gorra varios postgrados en Harvard (bueno, en Aravaca) y Georgetown. A su estilo, es decir, en poco tiempo y sin asistir a las clases. ¿Para qué, si es un fenómeno? 

Y ya está, hombre. Me quedo tranquilo. Y mucho. 

viernes, 28 de septiembre de 2018

La poesía, la música y el amor

No recuerdo el año. Pudo ser a finales de los 70. ¿El 76, el 77...? ¿O algo más tarde, quizás? No lo sé. Apenas puedo decir algo del motivo concreto de su creación. Sí, que, cuando este verano me lo envió Jorge a través de María, se me encendió el recuerdo de esos primeros años de juventud. Cuando la poesía y la música ya iban para mí de la mano. Y así han seguido yendo. La poesía, en el segundo plano, sobre el papel de un libro o un cuaderno. La guitarra, enfrente y en un primer plano, como si fuera una mujer tumbada, a modo de una Venus que nos muestra su belleza. Y como testigos, en medio, dos flores, una margarita y un clavel. La poesía y la música. El papel y la guitarra. La palabra escrita y la melodía que la acompaña. Una representación del amor, seguro.     

jueves, 27 de septiembre de 2018

Cambio de tendencia según el sondeo del CIS

El último barómetro del CIS, el de septiembre, acaba de ser hecho público. Y sus resultados merecen ser tenidos en cuenta. No tanto por las previsiones de voto, que también, como por otros aspectos que no suelen tenerse en cuenta. Veamos qué quiero decir.

1. Lo que se resalta en casi todos los medios: el PSOE, con el 30,5%, sería la fuerza política más votada; el PP, con el 20,8%, la segunda; Ciudadanos le seguiría con el 19,6%; y en cuarto lugar Unidos Podemos y las confluencias territoriales aliadas (ECP, C-P-EUPV y EM) sumarían el 16,1%; todas subirían sobre el anterior barómetro.


2. PSOE más UP y sus confluencias sumarían el 46,6%, frente a PP y C's, que tendrían el 40,4%; por primera vez en mucho tiempo las primeras superarían a las segundas; incluso si tenemos en cuenta otras fuerzas, las progresistas (con ERC, EH-Bildu) alcanzarían el 51,8%, mientras que las conservadoras (con Vox, PdCat, PNV, CC) se quedarían en el 44,8%; no debemos olvidar tampoco que la suma de las fuerzas que apoyaron la moción de censura contra el PP llegaría ahora al 57%.


3. Entre quienes no tienen pensado votar a ningún grupo o no saben a quién hacerlo suman el 35,4%; el voto nulo (3,6%), en blanco (0,2%) o la simple abstención (11,7%) estaría en el 15,4% y no saben a quién, en el 19,9%; es decir, que hay, de entrada, un voto indeciso llamativo.


4. Si nos atenemos a la variable de edad, hay importantes diferencias en cada uno de los grupos; el PSOE ganaría entre 35-44 años (16,9%), 45-44 (20,7%), 55-64 (29,3%) y 65 ó más (29,7%); UP y las confluencias lo harían entre los más jóvenes, esto es, entre 18-24 (16%) y 25-34 (16,7%); en la comparación de estas fuerzas con las conservadoras las diferencias oscilarían entre 0,5 puntos en el grupo de 65 ó más años  y 16,7 puntos en el de 55-64.


5. En cuanto al voto nulo, en blanco o la abstención, iría disminuyendo progresivamente según se sube en edad, desde el 28,3% en el grupo de 18-24 años hasta el 18,8% en el de 65 ó más; el voto no decidido sería irrelevante en el grupo de 55-64 años (0,4%) y sería más alto en el de 18-24 (3,4%).


6. El corte generacional resulta evidente; C's más UP y sus confluencias sumarían más que PP y PSOE entre quienes tienen 18 y 44 años, mientras que estarían por debajo desde quienes tienen 45 ó más; los grupos del bipartidismo siguen, pues, bajando (-4,8 puntos sobre 2016) y a ello no es ajeno dicho corte generacional generacional.


7. No obstante, conviene destacar que el PSOE habría recuperado apoyos en los grupos más jóvenes y arrebatado al PP la primacía entre quienes tienen 65 ó más, lo que explica el salto dado hasta el 30,5%; el PP, por el contrario, con una bajada sustancial hasta el 20,8% (-13,5 puntos), habría perdido la primacía entre los grupos con más edad y especialmente entre quienes tienen 65 ó más años.


8. Tanto C's (7,5%) como UP y sus confluencias (4,5%) seguirían teniendo grandes problemas con la gente de más edad.


9. El grupo entre 55 y 64 años, que coincide con el que vivió la Transición de una manera más activa, es el que sumaría mayor número de apoyos en los grupos progresistas; el 43%, entre PSOE y UP y sus confluencias, y el 48,7%, con ERC y EH-Bildu; es el grupo donde menos afectaría el voto nulo, en blanco o la abstención (19,8%) o la indecisión (0,4%). 


10. Existe un cambio de tendencia; el PSOE está siendo por ahora el grupo más favorecido; falta por ver cómo le van a afectar los casos de Carmen Montón y su máster, Dolores Delgado y su vinculación al comisario Villarejo, Pedro Duque y el fisco, e incluso Pedro Sánchez y su tesis doctoral; malo sería que posibles pérdidas de votos se fueran a la derecha; ¿sería una buena ocasión para UP y sus confluencias territoriales?

miércoles, 26 de septiembre de 2018

Las cloacas del estado y la ministra de Justicia

Los estados, como las ciudades, tienen cloacas. Cumplen la misma función y están pobladas por seres y objetos muy diversos. Uno de los seres que actúan  en las cloacas del estado fue detenido hace unos meses y desde entonces se encuentra en prisión con acusaciones graves. Con anterioridad entraba y salía a sus anchas de las cloacas, dedicado a sus tareas profesionales y también a sus negocios particulares. Como buen profesional de lo suyo, ha sabido tomar sus precauciones y viendo que su estancia en prisión se está alargando, ha empezado a hacer uso en pequeñas dosis de la información de la que dispone. La primera estuvo relacionada con el trono y la corona en la persona del anterior ocupante. Estos días se ha lanzado sobre el aparato judicial y el gobierno, poniendo a la actual ministra de Justicia en el disparadero. Lo anecdótico de ciertas expresiones (por el ejemplo, lo de "maricón", referido a un conocido juez y hoy también ministro, pero de Interior) está siendo motivo de duros ataques por parte de la derechona  parlamentaria y mediática. No así que, de ser cierto, las altas esferas de la judicatura se dedicara a ir de... y encima menores. Quizás, queriendo tapar que detrás de las revelaciones hay cosas mucho más graves. Está claro que el habitante de las cloacas de marras se ha lanzado al ataque. No sé si desesperado o a pequeña escala. Estamos en el principio.   

(Imagen: "Las cloacas del poder", de Moncholc)

martes, 25 de septiembre de 2018

La guerra secreta de Reagan, de Dirk Pohlmann

He visto esta noche en La 2 de RTVE el documental La guerra secreta de Reagan, de Dirk Pohlmann. Me he quedado sorprendido por su contenido, muy crítico con el papel jugado por EEUU durante la presidencia de Ronald Reagan. Se trata de un trabajo emitido por primera vez en 2015, donde se muestran los métodos llevados a cabo en las altas esferas del sistema estadounidense. 

Sabíamos de la política de rearme de EEUU, de la guerra económica contra la URSS o de las operaciones de ayuda a determinadas fuerzas anticomunistas (Afganistán, en Centroamérica...). También del apoyo recibido por conocidos líderes europeos, como la primera ministra británica, Margaret Thatcher, o el presidente francés, Mitterrand, sin olvidarnos de Felipe González, artífice del mantenimiento de nuestro país en la OTAN. En su momento todas esas cosas las manejábamos desde los grupos antimilitaristas y pacifistas. Y la conciencia de lo que estaba ocurriendo, dentro de la reactivación de la Guerra Fría, fue la base del enorme movimiento por la paz que se desarrolló en Europa Occidental durante la décadas de los ochenta. 

Lo que el documental desvela como desconocido es uno de los ámbitos donde se tramó y se promovió esa política: el Comité de Desinformación, vinculado a la CIA, y dirigido por Bill Casey, que tenía relación directa con el presidente Reagan. Para ello contaron con la ayuda de las fuerzas armadas y los medios de comunicación.

Dentro de la información aportada merece una mención especial lo ocurrido en Suecia. Fue en ese país escandinavo donde EEUU jugó un papel primordial, dada la cercanía a la base soviética ubicada en Murmansk, en el norte de la península de Kola y junto al océano Glacial Ártico. Fueron los años del gobierno presidido por Olof Palme, un socialdemócrata convencido, partidario de la distensión y solidario con los movimientos de liberación de los países del Tercer Mundo. 

Dentro de las maniobras de desinformación, distracción, sabotaje, etc. llevadas a cabo por EEUU, y promovidas desde el citado comité, algunas de las que ocurrieron en Suecia fueron más que llamativas. A través del documental he recordado algunas de ellas, como la presencia en las cercanías de las costas suecas de lo que entonces se creía que eran submarinos soviéticos. En realidad se trataba de maniobras realizadas por los EEUU con aparatos preparados para la ocasión, para lo que contaron con la ayuda de los mandos militares suecos. Esto último está entre las revelaciones más sorprendentes del documental. 

En la sociedad  sueca existía una clara línea divisoria ente entre determinados ámbitos relacionados con los círculos políticos conservadores y las altas esferas del estado y la economía, y el gobierno sueco, expresión de una amplia mayoría social progresista. Y fueron esas operaciones de desinformación, con la ayuda de amplios sectores de los medios de comunicación, las que poco a poco hicieron que la opinión pública fuese cambiando en su percepción de la realidad. A través de ellos lograron convencer a amplios sectores de la población de que el peligro soviético era una realidad.

Y en todo este contexto se produjo en 1986, a modo de culminación, el asesinato del propio Palme. Si siempre se consideró como altamente sospechosa, viendo el documental se puede concluir, sin que se diga explícitamente, que fue preparada desde las altas esferas del imperio estadounidense. Se trataba de un político que resultaba molesto. No sabemos si algún día conoceremos -se conocerán- los entresijos de su muerte. Pero de lo que no hay duda que el supuesto loco que ejecutó la orden fue movido por unos hilos que tenían un cerebro con un objetivo muy claro.

sábado, 22 de septiembre de 2018

El PP y sus amiguetes judiciales

Hace tres décadas Rosendo Naseiro, tesorero de la entonces AP, quedó exonerado, y con él su partido, del delito de financiación ilegal. El motivo con el que tribunal justificó su decisión fue que las grabaciones realizadas que habían llevado al juez de instrucción iniciar la causa no habían sido tomadas adecuadamente, pese la evidencia del delito. En el PP siguieron haciendo las cosas de la misma manera y ahora un montón de cargos y dirigentes está siendo procesado o ha sido condenado por ello. Uno de los que salió a colación en esas grabaciones, Eduardo Zaplana, está ahora encarcelado.

Hace unos años el juez Baltasar Garzón fue separado de su función por el delito de prevaricación. Previamente había sido motivo de tres querellas: haber cobrado dinero indebidamente, haber abierto una causa contra los crímenes del franquismo y haber permitido escucha ilegales en el caso Gürtel. Por esta última sufrió la condena antes citada, quedando exonerado después de las otras dos. Quienes continuaron con la causa de la Gürtel han conseguido, por ahora, algunas condenas contra cargos del PP y sus aledaños.

Hace unos meses saltó el caso de Pablo Casado por las sospechas en la adquisición de su título de licenciado y de un máster realizado posteriormente, además de algunos méritos más que había inflado o falseado. Por ahora lo que le está resultando más incómodo al dirigente "pepopular" es lo del máster. Dada su condición de aforado, la causa debería realizarse en el Tribunal Supremo, donde, de cinco, cuatro miembros tenían relación con el PP. Pero hete aquí que ni eso, pues desde la fiscalía de dicho Tribunal ayer se anunció que no procede seguir con la causa abierta por la jueza instructora, dado que el posible delito habría prescrito. 

Está claro que en el PP siempre tienen amiguetes en todos los sitios. También, en el mundo judicial.       

viernes, 21 de septiembre de 2018

"Globalización financiera", uno de los últimos artículos de Samir Amin

La revista El viejo topo nos ofrece en este mes de septiembre (n. 368) un artículo -quizás el último- de Samir Amin que tiene sumo interés: "Globalización financiera. ¿Debe China implicarse?". Parte de los resultados que está teniendo en el país asiático el programa de reformas "en el espíritu de un socialismo con características chinas", cuyo éxito es debido al "control nacional de su sistema financiero y a su rechazo de la globalización financiera". 

A lo largo del escrito va desentrañando distintos aspectos de la realidad económica actual, empezando por los engaños que desde el mundo académico dominante se lanzan acerca de las ventajas del sistema financiero dominante. ¿Y cuáles son dichos engaños? En primer lugar, el de los tipos de cambio fluctuantes, que, lejos de haber estabilizado el crecimiento económico, han hecho todo lo contrario: el dólar se ha sometido a grandes fluctuaciones y las devaluaciones habidas en los países del Su han intensificado su expolio. Por el contrario, y a modo de ejemplo, China sigue conociendo un crecimiento del PIB (18% global y 16% en dólares en 2015) que contrasta con el de India (8% y 2%, respectivamente). 

El segundo engaño es el de los tipos flexibles como reductores de los costes de las transacciones y favorecedores de las exportaciones. Cuando esto ocurre, se debe a la naturaleza y el volumen de las exportaciones. En el caso de China, Samin aconseja que el aumento de la producción se reoriente al mercado interior, como una forma de mejorar el bienestar y corregir los desequilibrios regionales.


El tercero sería que los tipos flexibles amplían el margen de opciones de las políticas económicas interiores, cuando en realidad  lo que hacen es limitarlas. Y un ejemplo claro es el de la propia Unión Europea, donde sus miembros actúan maniatados a la hora de desarrollar políticas económicas autónomas.


Para Samin la  clave se encuentra en la realidad dominante de nuestros días: la globalización financiera, como instrumento político de la Tríada formada por EEUU, en primer lugar, y sus aliados subordinados en Europa y Japón. El proyecto estadounidense de dominación, que tuvo durante la Guerra Fría el contrapeso de la URSS, se encuentra en el origen de sus intervenciones militares en el mundo, cada vez más violentas.


China ha emergido como una realidad que está siendo utilizada por EEUU, con la colaboración de sus aliados, para convertirla en una especie de chivo expiatorio de sus errores y debilidades. Se le critica que haga para sí lo que EEUU hace también para el resto de países. En materia de política monetaria el país asiático está empleando unos instrumentos similares a los de EEUU: es el Banco Central (que en China está en manos del estado) el que decide los tipos de interés y la compra de bonos del tesoro para enjugar las situaciones deficitarias. 


Los problemas de EEUU se derivan de sus errores en relación al papel que juegan las grandes corporaciones, su política educativa o sanitaria, etc. En el caso de la UE, craso error es el papel que juega su Banco Central, con decisiones dejadas al albur del mercado e impidiendo que los estados miembros puedan actuar con autonomía. Y en el del Reino Unido y Japón, sus problemas derivan de su entreguismo al juego llevado a cabo por EEUU.

Samin niega que el sistema de financiarización pueda ser reformado. Refuta a quienes, como Stiglitz y su entorno, defienden la vuelta al sistema anterior a la crisis de 2008, con el dólar como divisa dominante, aunque no en exclusiva. También lo hace a quienes proponen una nueva unidad monetaria internacional, obtenida desde las principales monedas de nuestros días (dólar, euro, libra esterlina, yen, yuan...), y nuevas reglas monetarias. Las dos propuestas, además, han tenido pocos apoyos. Una tercera vía, alternativa, podría haber sido la construcción de acuerdos regionales entre los países del Sur, independientes de las reglas imperantes en el sistema global. Es lo que se ha intentado a través del Grupo de Shangai, la Asociación de países del Sureste Asiático, el Proyecto del Grupo de la Seda e incluso la Alianza Bolivariana en América Latina, que para Samin, sin embargo, han fracasado por distintas razones.


¿Qué defiende pues? Es tajante en considerar que China no debe desviarse del camino de reformas iniciado en 1978, manteniendo su independencia frente al sistema  de financiarización. Una prueba de su fortaleza, además del crecimiento económico, ha sido que no haya sufrido la crisis financiera de 2008.  Debe seguir manteniendo su sistema bancario, de naturaleza estatal y orientado al fomento de iniciativas y empresas en su propio país. En todo caso debe mantenerse alerta ante las amenazas de todo tipo provenientes de EEUU. Y máxime cuando el actual presidente está haciendo de la guerra económica contra ese país una de sus prioridades. 

El artículo de Samin concluye de esta manera: "Quedarse al margen de la globalización financiera es un arma importante en manos de China; y en consecuencia no debería dejarla en manos de unas potencias que no son necesariamente amistosas respecto al proyecto de un socialismo con características chinas".    

jueves, 20 de septiembre de 2018

La alcaldesa del PP y su caudillo victorioso

Para Begoña García, alcaldesa de Santa María de la Alameda  diputada de la Asamblea de Madrid no puede ser que desde el gobierno central se esté trabajando para la exhumación de los restos mortales de Francisco Franco. El dictador. Bueno, para ella, el caudillo victorioso de una guerra iniciada hace 82 años. En su perorata no le faltó soltar una carcajada contenida, no sé si involuntaria, producto de la emoción del momento, o preparada, para realzar su mensaje. En el PP, como en tantas ocasiones, se le sigue viendo el plumero a sus huestes. Si no, vean a doña Begoña, que no se corta ni un pelo. ¡Faltaría más!

Pablo Neruda, poeta

Todavía resuena tu voz 
              / sobre la Tierra,
la voz volcánica de los hombres,
el aliento de esperanza 
              / de los oprimidos,
el martillo destructor 
              / de los asesinos,
la palabra escrita por donde pasan
los panes, las forjas y 
              / sus habitantes,
la fuerza del vendaval 
              / que enamora,
el canto solemne de la lucha,
el proyectil titánico de la victoria.
Pablo Neruda, poeta,
voz del pueblo que camina,
pueblo convertido en poesía.
Pasaron los años y creciste,
y tu pueblo te sigue 
              / y te acompaña,
y todos los moradores de la Tierra
              / te escuchan, te sienten
para levantar, 
              / dentro de poco tiempo,
la copa del vino de la apoteosis.

(Septiembre de 1983)

miércoles, 19 de septiembre de 2018

El Clapton CFC homenajea a las Brigadas Internacionales

Un equipo humilde de la Regional inglesa de fútbol, el Clapton CFC, está escribiendo una página memorable. Y es que ha dedicado los colores de su segunda indumentaria a los de la bandera republicana española, en honor de las Brigadas Internacionales. No ha faltado en ella el lema que se hizo famoso durante la defensa de Madrid: "No pasarán". Ni la estrella de tres puntas que las identificaba. Todo un recuerdo merecido a quienes vinieron a España en apoyo de la IIª República para combatir al fascismo sublevado. También, un recuerdo a sus compatriotas, que por dos millares se alistaron como brigadistas. Y sin olvidar lo que el club representa como concepción del fútbol: como cooperativa, es propiedad en exclusiva de sus socios y socias, y está imbuido de ideas de solidaridad, como el antirracismo, el feminismo, etc. Bonito gesto el homenaje al antifascismo y a la solidaridad internacionalista.  

martes, 18 de septiembre de 2018

Las mentiras y el silencio de Aznar

He visto buena parte de la comparecencia de José Mª Aznar en una comisión del Congreso. Y hacerlo me ha provocado repugnancia. La que se desprende de una persona sin escrúpulos, soberbia, chula y mentirosa hasta la médula. Su frase "No tengo que pedir perdón por nada", lo dice todo. La perfecta personificación de la derecha española, heredera de una larga tradición y tan poderosa todavía en nuestros días. Iba hacer un humilde ejercicio recopilatorio de algunas de las mentiras lanzadas por el que fuera presidente del gobierno (no ha habido corrupción en el PP, la caja B no ha existido, no hubo participación en la guerra de Irak, no conocía a Correa...), pero he preferido compartir el enlace de un genial artículo de Ignacio Escolar, director de eldiario.es: "Las mentiras de José Mª Aznar en sus explicaciones ante el Congreso". Y de lo visto, con momentos inolvidables para poder entender lo que se esconde detrás del susodicho, me quedo con uno: su respuesta gestual (¡cómo delatan algunos silencios!) cuando fue preguntado por Gabriel Rufián acerca de la muerte (asesinato) del cámara José Couso.

lunes, 17 de septiembre de 2018

¿Libertad de expresión en España?

El otro día el actor Willy Toledo fue detenido por orden de un juez y tuvo que pasar por ello una noche en el calabozo. Luego quedó en libertad provisional. El delito, el de ofensa a los sentimientos religiosos, después de haberse acordado escatológicamente de varios personajes de la religión católica. A eso, en otro tiempo, se le llamaba blasfemia. La legislación española le cambió el nombre.

Hoy un juez belga ha denegado la extradición del rapero Valtónyc, condenado en su día a tres años y medio de cárcel por unos tuits que fueron considerados por la Audiencia Nacional como un triple delito: enaltecimiento del terrorismo, injurias a la corona y amenazas. La resolución ha sido clara, denegándose que, siguiendo la legislación belga, no concurren tales delitos.

Dos casos más de los tantos que llevamos sufriendo contrarios a la libertad de expresión. El segundo, con una nueva llamada de atención desde la justicia de otros países europeos.         

domingo, 16 de septiembre de 2018

Una leyenda hecha literatura


Romeo se coló en la fiesta.
Julieta se sintió obnubilada 
          / al percibir su mirada.
Sus manos anacaradas
se posaron sobre las otras,
impregnadas de metal ardiente.  
Al poco las bocas acabaron selladas
por el dardo de Cupido.
El fraile quiso sacralizar
lo que pretendía ser eterno,
pero la rueda del tiempo
se interpuso para lustrar el linaje.
De nada sirvió el éxtasis del brebaje,
porque la herradura de la suerte
acabó extraviándose por el camino.
La rueda siguió su camino 
y acabó triturándolo todo.
Quienes quisieron amarse eternamente,
se salvaron por la leyenda 
          / hecha literatura.    

viernes, 14 de septiembre de 2018

Las bombas de precisión

Ayer nos salió Josep Borrell, a la sazón ministro de Asuntos Exteriores, con lo de que se trata de "un armamento de precisión. Eso quiere decir que no se producen efectos colaterales, en el sentido que se da en el blanco que se quiere con una precisión extraordinaria de menos de un metro". Patético. Hoy la ministra portavoz del gobierno, Isabel Celaá, lo ha redondeado: "son láser de alta precisión y, si son de alta precisión, no se van a equivocar matando a yemeníes".  ¡Vaya argumentos, con tal de seguir haciendo negocios con la muerte y de paso quitarse de en medio la presión basada en los puestos de trabajo! Ya me referí el otro día al falso dilema moral entre paz o pan. Lo primero, un fundamento ético, no puede ser utilizado como contrario de lo segundo, otro fundamento ético. La contraposición real existe entre quienes hacen de la guerra y de la explotación un negocio, frente a los derechos humanos de paz y de trabajo digno.    

jueves, 13 de septiembre de 2018

El juego de títulos universitarios en el mundo de la alta política

Esto de los títulos universitarios está resultando cada vez más polémico en el mundo de la alta política. En los casos que vamos conociendo los currículos pueden resultar sorprendentes. De Cristina Cifuentes, Pablo Casado, Carmen Montón... hemos sabido que sus másteres han sido obtenidos, en mayor o menor grado, con favores, privilegios e incluso trampas. Del actual máximo dirigente del PP hay serias dudas hasta de la forma con que obtuvo su titulación como licenciado. 

Si subimos en el escalón académico, hace unos años supimos de la tesis doctoral de Francisco Camps, que defendió un año después de su dimisión como presidente de la Generalitat valenciana en 2011. De entrada, toda una hazaña. Pero, sin embargo, existen más que sospechas de que hubo plagio. Algunos años más atrás, en 1998, fue Federico Trillo, ya como ministro de Aznar, quien alcanzó su grado de doctor. Pero también de su tesis hay sospechas de plagio. Lo último es lo de Pedro Sánchez y su tesis doctoral de 2012, realizada -no lo olvidemos- en una universidad privada. Aunque no es nuevo, Ciudadanos lleva días poniéndola en duda y hoy El Mundo ha aportado algunas cosas que pueden resultar raras.   

De éstos y algunos casos más de políticos se han venido aportando datos en otros medios. En el Huffington Post aparecieron hace un par de años los nombres de Trillo, Camps, Sánchez y algunos más, cuya situación se comparó con la de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón, de los que resaltó la calidad de sus trabajos. No debemos olvidar que fueron realizados antes de su salto a la "alta política", dentro de una trayectoria de formación que venía de años antes. 

Si se indagara más profundamente, seguramente nos llevaríamos muchas más sorpresas. Y en todo esto está la Universidad española de por medio. Todo, muy preocupante.