lunes, 23 de julio de 2012

Quod natura non dat...


Es Miguel de Unamuno un personaje redundante en Salamanca. No lo digo en sentido negativo y sí en cuanto su larga presencia vital e intelectual, que ha hecho que hayan quedado unidos para la eternidad. En la nueva temporada estival de teatro en la calle he podido ver la pequeña y original obra Quod natura non dat, Salmantica non praestat, escrita y dirigida por Roberto García Encinas. Como únicos personajes, Unamuno –interpretado por su nieto Pablo de Unamuno- y Beatriz Galindo –encarnada por Elena Román. A través de un trasiego itinerante de escenarios en cinco rincones de la ciudad –frente a la que fue su casa, en la plaza de las Agustinas, junto a la iglesia de San Benito, sobre la escalinata de la Clerecía y bajo la fachada de la Universidad-, entablan un diálogo intertemporal a través del cual van desentrañando algunas de las claves de la historia de la ciudad y de la propia vida del que fuera rector de la Universidad. Un Unamuno en estado puro: reflexivo, crítico, escéptico, soberbio, contradictorio...; y una Beatriz Galindo, conocida como La Latina, verdadera rara avis, por el hecho de ser mujer en tiempos tan difíciles como el siglo XV.       

viernes, 20 de julio de 2012

Protestas multitudinarias contra el gobierno


Ayer estuve entre las cientos de miles de personas que poblaron las calles y las plazas de 80 ciudades contra el gobierno. Posiblemente, superando el millón. Estuve en la manifestación de Salamanca. Hubo mucha gente. En un número que fue creciendo a lo largo del recorrido. Por lo oído, ha sido de las más numerosas de la ciudad en los últimos años. El ambiente que se palpaba era de indignación y dicho de una forma menos fina, de cabreo. Con lo que está cayendo cada vez hay más gente que está dispuesta a no resignarse a los dictados de quienes nos gobiernan. Desde España y desde fuera. Creo, sin embargo, que la indignación no es suficiente, como tampoco considero que resulta atinada la mayoría de los diagnósticos que se hacen sobre lo que realmente está ocurriendo. Salir a la calle, no obstante, ya es un paso adelante. Me atrevo a decir incluso que haberlo hecho en verano tiene más mérito. Son meses donde la gente tiende a relajarse y a desperdigarse, yendo más a lo particular (el descanso, sea vacacional, mental...). 

Y sobre el tratamiento de la noticia por los medios de comunicación, quiero referirme a dos casos. El periódico local La Gaceta de Salamanca en su edición digital de anoche la refirió en su portada como “miles de personas se concentran en la Plaza Mayor”. Así la ha mantenido durante lo que lleva de día y así salió en la edición de papel. El problema es que no fue una concentración, sino una manifestación que salió de la Plaza Mayor a las 8,30 de la tarde y discurrió por diversas calles de la ciudad durante más de dos horas. En el inicio, es decir, en la Plaza, estábamos miles, quizás tres o cuatro mil, pero, como ya he indicado, el número fue creciendo a lo largo del recorrido, pudiendo haber alcanzado las diez mil personas. Resulta evidente que el periódico local ha manipulado la noticia, restándole trascendencia. El segundo caso está relacionado con TVE y, más concretamente, con el telediario de las tres de la tarde. La noticia no fue mencionada en las de portada, donde sí aparecieron el gobierno, la prima de riesgo, la nueva matanza en EEUU y, por supuesto, el problema del abanderado en el desfile olímpico. Al cabo de un cuarto de hora dieron la noticia, en la que se destacaron más los incidentes ocurridos en Madrid a media noche que el hecho principal de las movilizaciones numerosas llevadas a cabo. Una clara muestra de que el gobierno ya ha tomado el control de la información en los medios estatales. Ni siquiera las cadenas privadas llegaron a tanto, que abrieron sus telediarios con lo ocurrido al final de la tarde de ayer.

Hace años, sobre todo cuando la dictadura, se hablaba mucho de otoño de caliente. Por lo que estamos viendo, el verano lo está siendo también. No es para menos. Como tampoco de que vayamos a más. 

domingo, 15 de julio de 2012

La violencia del sistema

Ver las imágenes de la policía reprimiendo las manifestaciones populares (a modo de referencia, las que nos ofrece La Tuerka, por ejemplo), además de la rabia que me producen, me recuerdan los tiempos negros de la dictadura. Es la policía del sistema, del capitalista, que no duda en reprimir cualquier conato de rebeldía. La misma que en gobiernos anteriores del PSOE y del PP - también en el anterior, cuando el ministerio del Interior lo comandaba Rubalcaba- soltaba estopa contra jornaleros del campo, estudiantes, huelguistas, insumisos, integrantes del movimiento 15M, movimiento laico... Estos días, contra mineros, funcionariado, gente desahuciada, gente cabreada... Estopa que se visualiza en porras, bolas de goma, gases lacrimógenos... Violencia. La violencia del sistema. Violencia directa y violencia estructural. También, por qué no, cultural. La que los corifeos del sistema justifican, lanzando las soflamas correspondientes. Como el "que se jodan" de la hija de su papá. (Por mi parte, voy a hacer una una invitación: reproducir el vídeo del que antes he dado el enlace y sincronizarlo con la canción "La muralla", la de Nicolás Guillén en la letra y Quilapayún en la música. Desde la misma página de La Tuerka se puede hacer por la izquierda iniciando una versión reciente del grupo chileno. Neutraliza la rabia y abre la ilusión de que la muralla hay que abrirla para que "el sable del coronel" deje de actuar).   

sábado, 14 de julio de 2012

Andrea, fiel seguidora de su estirpe familiar


Andrea Fabra es la hija de Carlos Fabra, que pertenece a larga estirpe de políticos conservadores de Castellón, habiendo sido él hasta un año presidente de la Diputación. Fácil de identificar por sus gafas de sol negras –dicen que por un problema en los ojos-, ha saltado a la fama por motivos que no son precisamente dignos, pese a que su gente le adora como se hace –sólo por un suponer- en el mundo de la mafia con los padrinos. Está imputado en varios casos por delitos fiscales, de tráfico de influencias y cohecho. También es el principal protagonista de un asunto que, no por ridículo, da la medida del personaje y el mundo de corrupción –material y moral- en el que se mueve: el del aeropuerto de Castellón, construido, y mal, hace un año, con una inversión pública de no menos de 150 millones de euros, sin que todavía haya aviones circulando por él y con un escultura -cara, horrible...-presidiéndola.

Andrea Fabra es diputada por la provincia familiar y, por lo que vamos sabiendo de ella, podemos decir que le viene como anillo al dedo el dicho que en su día ya asignamos a su padre y que reza como “de casta le viene el galgo”. Casada con un antiguo consejero de la comunidad madrileña –por lo que se sabe, la boda fue a lo grande, de esas del gusto de la gente guay y con posibles-, gozan de un más que interesante patrimonio. Pues bien, la mujer salió anteayer con un “que se jodan”, cuando Mariano Rajoy anunciaba en el Congreso de paquete de medidas antisociales más regresivas conocido. Pura chulería, una cosa que se cultiva con maestría y más que de sobra en las filas del PP –un día antes, la más chula cañí de la derecha, Esperanza Aguirre, soltó un “¿Masivo? ¿Ah, sí? ¡Ajá!” para reírse de los apoyos recibidos por los mineros en Madrid. Como las imágenes recogidas por las cámaras de televisión sobre la sesión de Congreso cantan, la diputada salió al paso de inmediato diciendo que no se había referido a “los parados”, con quienes se sentía solidaria –qué sensibilidad la suya, pero su gobierno acaba de recortar duramente sus prestaciones-, sino a “los socialistas”, para, a continuación, lanzar la perorata correspondiente que tiene bien aprendida -¡qué diligente es esa gente aprendiéndose rápidamente el guión escrito, bien sencillito, y  repitiéndolo como papagayos sin cesar, desde el primero al último!-. Y una de las cosas que dijo fue lo del despilfarro de los gobiernos anteriores, los de Zapatero, causa de lo que tenemos ahora. Hombre, uno no es un fan del anterior jefe de gobierno –todo lo contrario-, pero hablar de despilfarro la hija de su padre, que ha sido la cabeza del despilfarro en su provincia y ha estado en el núcleo duro del despilfarro de la administración de una comunidad, la valenciana, que está, siendo benevolentes, más que bajo sospecha de corrupción… 

jueves, 12 de julio de 2012

El hijo del falangista mujeriego y borrachín

Adoraba a su padre y por él decidió dar un giro a su vida. Había ingresado en los claretianos casi de niño, aunque por la merma de vocaciones los superiores de la congregación mariana decidieron ese año, el de 1974, que los pocos que quedaban se matricularan en el instituto. El masculino, como decíamos. Allí llegó brioso, inteligente, extrovertido y con un ego subido. Fue mi compañero de pupitre durante los nueve meses de curso y las seis horas de cada día. Un tiempo que da mucho para tratarse. Y para trabajar, hablar, reír, ser cómplices de pillerías, enfadarse y hasta odiarse fugazmente. Amigo de confidencias íntimas, sobre todo de sus conquistas con femeninas, pronto puso descubierto su alma y la de su padre. Que fuera falangista, mujeriego y borrachín no fue óbice para que, como ya dije, lo adorara. Por él decidió sustituir el hábito negro que le esperaba por la bata blanca. Por eso cambió las lenguas de César, Cicerón y Jenofonte, que traducíamos en sexto, por las matemáticas, la física y la química que, tras una preparación intensiva durante el verano, necesitó para poder hacer el COU de Ciencias. Por lo que me contaba cada lunes, estaba claro era un buen aprendiz de lo que su progenitor le marcaba en materia, para él, de muchachas. Fue, por supuesto, obediente -o respetuoso, quién sabe- en encaminarse hacia los estudios de Medicina, lo que suponía un ascenso social desde la más modesta de practicante que tenía el padre. Todavía eran tiempos de sombra, pero ya me emocionaba yo con la gente valerosa que salía a la calle a pasearse a cuerpo para mostrar que vivía y anunciaba algo nuevo. Mi compañero de pupitre, sin embargo, era de los que decían mantenerse entre los neutrales. Esa mayoría silenciosa de estómagos agradecidos y mentes atemorizadas que alimentó a los reformistas del régimen. En los años siguientes nos vimos alguna que otra vez, sin que pasara de simples saludos o breves conversaciones. La última fue en 1982, cuando yo me dirigía a mi primera experiencia como opositor a la docencia y el ultimaba su carrera. El otro día vi su fotografía y también leí su autobiografía profesional. Ha pasado mucho tiempo y ya no es el joven de hace de más de treinta años. Su pelo ya tiene canas, pero conserva la mirada briosa. Las tierras de don Quijote -¡qué poco tenía de él!-, de donde era originario, acabaron siendo el escenario del destino que quería el falangista mujeriego y borrachín.

martes, 10 de julio de 2012

¡Cómo se ríen del personal!

Se están riendo de la gente. El gobierno, la banca y sus adláteres. Se ríen todo lo que quieren. Nos engañan continuamente. Todo lo que quieren. Más que nunca aplican el uso del dicho "donde dije digo, digo Diego". Hoy dicen una cosa y mañana la contraria. Tampoco les importa negar lo que dijeron. Mientras tanto, siguen recortando gastos sociales, bajando salarios, subiendo jornadas laborales, mandando al paro buena parte del personal de la administración pública, subiendo los impuestos sobre el trabajo de las rentas medias, aumentando el pago de las medicinas... Acaban de anunciar más rebajas salariales, el aumento de la jornada laboral y quitar una paga extra en el sector público. También, el aumento del IVA. Salen los ministros, las presidentas de comunidades y demás  y nos sueltan sus peroratas estúpidas. Dice Montoro que se paga poco IVA y se defrauda mucho. Wert, que la selectividad no funciona porque la aprueba el 94%. Cospedal presta todo su apoyo a Rato porque  el delito del que se le acusa es bastante inusual. No sé lo que dijo Rajoy, pero el domingo se hizo la foto con monseñor para entregar el códice robado. Una semana antes estuvo con el príncipe en la final de la Eurocopa de fútbol. Mucha gente ha vibrado por el triunfo de la selección. Ha salido a la calle y ha expuesto en su balcón la bandera monárquica para demostrar la españolidad. "¡Viva España, coño!", han soltado los más castizos. Los mineros ya están en Madrid. Han llegado de Asturias, León, Palencia, Teruel... De momento no han recibido mucho calor de la gente. Lo que más, palos. Y muchos. Poco calor de quienes están sufriendo la crisis, los recortes, el paro, los desahucios... Parece que da más alegrías  gritar lo de "yo soy español, español...". Los bancos mientras siguen haciendo de las suyas. Recibiendo ayudas por arriba y, a la vez, negándolas por abajo. Recibiendo decenas de millones de euros, mientras desahucia a la gente. Sólo algunas veces, pocas, con las protestas y la solidaridad de la gente. No hay un clamor contra quienes han robado, han creado agujeros financieros, se llevan sueldos e indemnizaciones millonarias, evaden impuestos.... Dice Juan Torres que se "Se ríen de España y de los españoles". Así se titula hoy un artículo suyo en Público. Se ríen en la Unión Europea, lo está haciendo la banca alemana, el gobierno español... ¿Para qué seguir? Hoy me ha salido así la cosa.

viernes, 6 de julio de 2012

Tato Cort, Picasso y Matisse


Matisse le dijo a François Gilot que le haría un retrato con azul claro para la piel y verde oscuro para el pelo. Picasso, que estaba presente, cuando llegó a su estudio le hizo uno con esos colores, transformando la cara de François en flor, las manos en hojas, el talle y los brazos en ramas. Este cuadro dedica el cuatro a Picasso y el color a Matisse.

Con esta leyenda Tato Cort explica el motivo de una obra suya dedicada a los dos genios de la pintura y que ha plasmado en un retrato de Pablo Picasso. Ha sido expuesta por primera vez a principios de junio en Arroyo de la Miel y lo será en agosto en Barbate. Un retrato de grandes dimensiones, de unos dos metros de altura, hecho sobre tela. Como tantas otras obras suyas, da fe de su maestría como pintor.

Tato Cort lo es eminentemente figurativo, donde alcanza cotas de una gran calidad. Muy brevemente me voy a referir a dos muestras. La primera, cómo ha reflejado el mundo de la mar, en general, y el de la almadraba, en particular, de Barbate. El agua y los barcos, como marco, y los enseres y, ante todo, los atunes y los marineros, como sus habitantes, aparecen representados con inconfundibles trazos de color y ráfagas de luz. La segunda, cómo cultiva el género del retrato. Aparte del que realiza, con éxito, por encargo, también ha prestado atención a personajes de relevancia universal o de su propio universo, donde se expande en las dimensiones de sus obras y, ante todo, en el sentimiento. Suyo es el retrato de Rafael Alberti que hizo en 2005, plasmado sobre una tabla, para dar imagen a la entusiasta actividad didáctica que nuestra amiga Montse desarrolló en el instituto Trafalgar. También el que dedicó al querido Luis Valverde Luna y que fue el fondo del escenario de su homenaje el pasado 28 de enero. Los dos están ahora en el salón de actos del centro donde trabajó –y coincidimos- durante tantos años. Suyo también fue un retrato que hizo de Julio Anguita, allá por 1995, en la sede de IU de Barbate. Lástima que no se sepa de su destino, al quedarse impregnado sobre el yeso de una de las paredes.

Quizás me he salido del tema que nos ocupa, que es el motivo de la obra que Tato Cort ha dedicado a Picasso, por lo que voy a proseguir. Según ha contado en una entrevista la propia Françoise Gilot -compañera del pintor entre 1946 y 1954, además de madre de Claude y Paloma- el origen del cuadro Femme-fleur, que ha inspirado el retrato de Tato Cort, se encuentra en un visita que la recién pareja hizo a Matisse, gran amigo del malagueño, quienes eran los dos artistas más reconocidos en esos años: “Le gusté a Matisse, quien anunció: ‘voy a hacer un retrato de Françoise, su cuerpo será azul pálido y su cabello verde hoja’. Cuando nos fuimos, Picasso estaba indignado. Sólo había hecho dibujos de mí y dijo que él me pintaría primero. Mi retrato se convirtió en la mujer-flor, con rostro azul pálido y cabello semejante a una hoja” ("La mujer que dejó a Picasso", 2011).

La obra de Tato supone una fusión, en forma de homenaje, de su concepción de la pintura con lo que Picasso -reflejado en la imagen concreta y en el color "azul pálido" que la inunda- y Matisse -en el espíritu y en el "verde hoja" del sombreado- le han inspirado en su saber hacer. Bonita mezcla. 


Condenados en Argentina por el robo de bebés

Videla y sus compinches han sido condenados de nuevo. Ahora, por el robo de bebés. Un delito de lesa humanidad. Así lo ha calificado el tribunal argentino. Por "la práctica sistemática y generalizada de sustracción, retención y ocultamiento de niños menores de diez años". Quienes  estuvieron en la cúspide de la pirámide del terror están pagando sus culpas. Después de muchos años. En la senectud. Aquí, en la tierra. No sé qué esperarán que ocurra en su cielo, del que creen -o eso dicen- como su destino tras la muerte. Fueron los sumos sacerdotes del terror de la tortura, de la humillación, del robo, del secuestro, de la muerte, de las desapariciones... El terror del aniquilamiento. El objetivo lo tenían en acabar con el enemigo -así lo llamaban- a cualquier precio. Físicamente, borrándolo de la memoria, arrancándole su descendencia... Haciéndolo desaparecer, en fin. Acabo de leer las primeras noticias. Impactantes. Siguen saliendo más testimonios. Conmovedores. Me quedo con éstos de Victoria Montenegro: "estas personas que nos apropiaron jamás, jamás, jamás… iban a pensar que un grupo de amas de casas, como eran entonces las abuelas, iban a llegar adonde han llegado" (El País). Quisieron matar la esperanza. Pero alguien se empeñó en seguir sembrándola. Unas simples amas de casa.

domingo, 1 de julio de 2012

Política económica de tierra quemada

"Las políticas europeas sólo funcionan para seguir pagando las deudas a los bancos extranjeros, a los bancos alemanes y franceses". Así de rotundo se expresó en el Congreso el pasado 27 de junio Alberto Garzón, diputado de IU por Málaga, para criticar y desmontar la farsa de lo que llaman rescate bancario, que no es otra cosa que ahondar en una política económica de "tierra quemada". Por eso su intervención se inició con esta frase lapidaria: "Esto no es un rescate, es un robo, una chantaje y una extorsión". Para quien quiera escucharla en su totalidad, ahí va el enlace de la intervención.