martes, 28 de febrero de 2017

El autobús tránsfobo

"Los niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen" es uno de los dos mensajes lanzados por el grupo Hazte Oír en una campaña propagandística que se está desarrollando por las calles de Madrid. Para ello ha fletado un autobús que lleva escrito en letras grandes el citado mensaje, que se completa con otro, escrito en letras de menor tamaño: "Si naces hombre, serás hombre. Si eres mujer, seguirás siendo mujer". Al parecer, el grupo promotor tiene intención de continuar su campaña por distintas ciudades españolas.

La polémica está suscitada y el propio ayuntamiento madrileño ha señalado que incumple las ordenanzas municipales dado su carácter tránsfobo, por lo que está estudiando la forma de prohibir que el autobús circule por las calles de Madrid. Los grupos de izquierda también se han manifestado en contra. IU considera que el mensaje que está lanzando "refuerza la desigualdad y el odio por motivos de identidad y orientación sexual en una región donde las agresiones homófobas se han incrementado en los últimos años”. Hasta la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, lo ha criticado, calificándolo de lamentable y pidiendo la intervención de la justicia.

Lo que resulta evidente es que el grupo integrista católico, que entronca claramente con los mensajes que reiteradamente están lanzando algunos obispos, está mostrando, además de su carácter retrógrado, una ignorancia supina. Confundiendo sexualidad con identidad, sexo con género, transexualidad con intersexualidad... Una manifestación más de esas corrientes de pensamiento que vulneran los derechos de las personas, interfiriendo a su libertad personal. 

Homenaje al brigadista irlandés Charlie Donnelly

El fin de semana pasado tuvo lugar en el condado de Tyrone, dentro de Irlanda del Norte, un homenaje a Charlie Donnelly con motivo del ochenta aniversario de su muerte, que lo fue el 27 de febrero y precisamente en la batalla del Jarama. Se trataba de un joven luchador republicano irlandés y antifascista, también escritor y poeta, del que se ha dicho que poco antes de ser abatido por el fuego, en medio de un olivar, pronunció las palabras de "hasta las aceitunas sangran", mientras las aplastaba con sus manos.   

El homenaje estuvo organizado por la asociación irlandesa de memoria de los brigadistas internacionales irlandeses y el foro republicano socialista, donde está integrada Bernadette Devlin, veterana luchadora irlandesa que llegó a ser elegida en 1969 diputada en el Parlamento británico y que estuve presente en el homenaje.

Los actos se desarrollaron principalmente en Dungannon, donde nació Donnelly, para lo que se proyectaron presentaciones sobre su vida, hubo varias disertaciones acerca del papel jugado por las Brigadas Internacionales y se discutió sobre la actual situación internacional. También se colocaron varios paneles alusivos, se interpretaron canciones y se recitaron poemas. No faltó una visita al memorial dedicado al brigadista, donde se depositaron flores. 

La presencia española corrió a cargo de representantes de la Asociación de Amigos de las Brigadas Internacionales (AABI), en la persona de Severiano Montero, y del ayuntamiento de Rivas, en la del concejal de IU José Manuel Castro. En el término de este municipio estuvo uno de los escenarios de la batalla del Jarama y en 2010 se colocó en uno de los parques de la ciudad un monumento dedicado a Donnelly. 

Hace unos años, en 2010, la AABI publicó el libro Charlie Donnelly. Vida y poemas, escrito por Joseph Donnelly. Uno de los poemas, titulado la "Tolerancia de los cuervos", dice:

La muerte llega abundante desde problemas
resueltos sobre el mapa, desde sabias disposiciones,
desde ángulos de elevación y de tiro;

llega inocente desde artilugios que los niños
querrían usar y guardar bajo su almohada,
e inocentemente empala cualquier cuerpo.

Tras la carne cae también la mente,
sale el pensamiento de la mente y se tronchan
los proyectos enfocados a la meta ansiada.

Se detiene el avance del veneno en los nervios.
Colapso de la disciplina.
El cuerpo sólo espera la tolerancia de los cuervos. 

(Puede ampliarse la información en las crónicas publicadas en Rebelión y en la página electrónica de la AABI). 

(Fotografías: Severiano Montero Barrado)

lunes, 27 de febrero de 2017

Las mujeres de Sol, conciencia contra una violencia que no cesa

Estuve este domingo en la Puerta del Sol de Madrid. Me pedía el cuerpo, a través del corazón, acercarme a la acampada donde unas pocas mujeres están protagonizando una huelga de hambre. Por algo tan justo como denunciar la violencia que sufren las propias mujeres. Por algo tan lógico como que esa violencia sea considerada como una cuestión de estado y que por ello todas las administraciones públicas se involucren seriamente en un problema de primer orden.

Son las mismas mujeres que ven cómo cada año por decenas son asesinadas. Este año, en dos meses, el número ya está en 15. Las mismas que sufren de una manera continua la violencia directa a través de todo tipo de formas en lo físico y en lo psicológico. Las mismas que son víctimas de la violencia estructural derivada del sistema del heteropatriarcado que establece el dominio de género sobre el otro. Las mismas que son víctimas de la violencia cultural que, de forma más o menos explícita o más o menos sibilina, mantiene los valores heteropatriarcales, justifica actitudes y comportamientos de dominación, y niega o minimiza la realidad.


Son unas pocas mujeres las que están en Sol. No les falta la compañía de la gente, de personas que por momentos se hacen más numerosas. Por allí pasan caras anónimas y caras conocidas, que intentan infundirles apoyo y ayudar a difundir sus pretensiones.


Mujeres de negro. Vestidas con una camiseta negra, que simboliza el dolor y la ignominia de la muerte, las palizas, las violaciones, las humillaciones... Mujeres dignas que se han atrevido al reto de sentirse conciencia de la soc
iedad.

domingo, 26 de febrero de 2017

Acaba el Congreso "Las otras protagonistas de la Transición"

Ayer tuvo lugar la segunda y última jornada. Como la del día anterior, me ha resultado muy interesante. Y volvió a darse ese juego de contrastes: entre memoria e historia; entre investigación sobre la memoria y la propiamente histórica; entre gente mayor y gente joven, en este último caso aportando buena parte de las investigaciones; entre opiniones críticas y/o autocríticas y opiniones justificadoras y/o autojustificadoras... En general, un balance muy positivo, con riqueza y diversidad en los temas tratados y en los puntos de vista dados.

El término izquierda radical es de hecho un totum revolutum. Abarca corrientes políticas y/o sociales que vienen de lejos, incluso del siglo XIX, y que luego, desde los años sesenta del XX se han ido redefiniendo y  en un contexto muy difícil. De dictadura, por supuesto, pero partiendo del golpe durísimo que diezmó a la generación de la República. La generación, siguiente, la nacida en los años de postguerra fue la que protagonizó principalmente las movilizaciones que se fueron dando desde los sesenta y, sobre todo, la década siguiente. Estas últimas habrían de coincidir con el fin vital de los forjadores del régimen fascista y con la aceleración que se fue dando desde 1974, cuando la crisis económica incidió sobre las condiciones de vida de mucha gente y el agotamiento del régimen resultaba evidente. 


La izquierda radical que se desarrolló en los setenta, expresada en un gran número y diversidad de grupos, tenía orígenes distintos (libertario, comunista, cristiano...). Estaba dividida en familias (prosoviética, maoísta, trotskista, consejista...) y en ámbitos de actuación (estatal, regional, nacional...), que a su vez se entrecruzaban, bien en el mismo momento que surgían o bien en su trayectoria propia o tras fusiones o nuevas divisiones. Tenían también distintos planteamientos tácticos y estratégicos, que se ponían de relieve en el posicionamiento ante la lucha armada y las alianzas. Éstas podían variar desde las propiamente antifascistas, lo que implicaba una mayor amplitud y flexibilidad, hasta las que reducían su espectro con apelaciones explícitas a lo obrero y/o revolucionario. 


Dejo ahí la reflexión, que creo que debe permitir entender la complejidad del proceso en un momento donde se da la confrontación con un estado muy poderoso y unos aliados aún mucho más. Y en ella la izquierda radical aportó una  diversidad de fuerzas que no actuaron solas, sino en relación a otras, especialmente el PCE-PSUC, y la multitud creciente de personas que desde distintos ámbitos (obrero, vecinal, juvenil, cultural, etc.) fueron aunando sus fuerzas para construir espacios de cooperación y solidaridad, a la vez que para derribar a la dictadura. 


Pasando al contenido de la jornada, a primera hora asistí a la mesa "Medios, literatura y cine", que me gustó tanto por los temas tratados como por las aportaciones que se hicieron. Luego estuve en la de "Experiencias radicales en el ámbito local, regional y nacional", donde me sentí doblemente cercano con las referidas a Castilla y León y Andalucía, dada mi proximidad vital con esos territorios y con el papel que el PTE jugó en el proceso. En casi todas las comunicaciones noté un elevado rigor en la investigación. Ya por la tarde asistí a la mesa "La lucha contra la impunidad", donde estuvo presente la memoria, su tratamiento como una forma de mostrar un derecho inalienable y la permanente necesidad de presionar para su mantenimiento. Salieron, así, los casos de la conocida cono querella argentina contra los crímenes del franquismo o el más específico de Navarra relacionado con el asesinato de Germán Rodríguez en 1978.


En el último turno de mesas volví a estar presente en la titulada "La izquierda radical como impulsora del cambio político", donde participé con la comunicación "La izquierda radical durante la Transición. En busca de una explicación de la derrota política". Las distintas intervenciones fueron acogidas con gran interés, lo que supuso un debate interesante, limitado, eso sí, por el tiempo.


El Congreso fue clausurado por Pablo Sánchez León, historiador, y el un miembro de la Fundación Salvador Seguí. El primero resaltó la importancia de que se haya celebrado un evento de esa naturaleza, habiendo sido el primero y mostrado un nivel de trabajo y aportaciones elevado, animando a que sea el inicio de una línea de actuación, donde los estudios y los testimonios puedan ser compatibles. Trabajo que ayude a conocer más de las cosas que han sucedido y a valorar mejor la diversidad de las prácticas sociales emancipadoras.   


El colofón estuvo en la participación del coro Solfónica, nacido al calor del 15-M, que interpretó canciones emotivas, algunas muy conocidas, como fue el caso de "Grândola, Vila Morena", de José Alfonso; "L'estaca", de Lluis Llach; o "Canto a la libertad", de José Antonio Labordeta.


Por mi parte, felicitar quienes han organizado el Congreso, por el atrevimiento de dar voz a una parte marginada, cuando no olvidada, de una época de nuestra historia y por la fluidez con que se han ido desarrollando las cosas. 




sábado, 25 de febrero de 2017

Primera jornada del Congreso "Las otras protagonistas de la Transición"

Ayer he estado en la primera sesión del Congreso "Las otras protagonistas de la Transición", que se está celebrando en el Centro Cultural Buenavista de Madrid. Está organizado por la Fundación Salvador Seguí, ligada al sindicato CGT, y cuenta con la colaboración de profesorado de varias universidades españolas.

La apertura corrió a cargo del escritor y periodista Guillem Martínez, cuya disertación se centró en una valoración de los planteamientos teóricos y la práctica desarrollada durante aquellos años por el movimiento libertario. Luego se fueron sucediendo, hasta tres turnos, las distintas mesas temáticas, en cada una de las cuales intervinieron ponentes en un número que oscilaba entre 4 y 8.


Por mi parte asistí por la mañana a la mesa "Mancha de aceite versus carpe diem", centrada en las experiencias del movimiento obrero desarrolladas en el País Vasco, en dos de los casos referidas a los sucesos de Vitoria de marzo de 1976 y en los otros dos a Vizcaya y Guipúzcoa. Por la tarde estuve en la mesa "Cultura y feminismo: roles de género y movimiento libertario", donde participó, entre otras tres, la conocida historiadora estadounidense Martha Ackelsberg, que se centró en las continuidades y novedades en el grupo Mujeres Libres de finales de los setenta en relación al surgido durante los años de la Segunda República.


Finalmente tuve el honor de participar en una de las mesas, "La experiencia militante: memorias y trayectorias", con la comunicación "De la clandestinidad a la legalidad. El PTE y la JGR en Salamanca (1974-1980)". Dentro del elevado número de comunicantes, ocho en total, lo que se expuso resultó interesante y diverso, completado con el debate posterior, incluyendo a quienes intervinieron desde el público. 


En otra ocasión publicaré el contenido de mi comunicación, así como la que me corresponde presentar hoy, pero no está de más referirme a varios cuestiones relacionados con la mesa en la que participé y que incluso puede extenderse al resto. Hay bastantes personas que se está dedicando a tratar ese momento de la historia, bien como investigación o bien como recuperación de la memoria en sus distintas formas. Las investigaciones se están haciendo desde distintas perspectivas y están participando además las nuevas generaciones en disciplinas como la Historia, la Sociología, la Ciencia Política, la Literatura, etc. No podemos deslindar este interés de un hecho de máxima importancia, que es visibilizar a un sector de la oposición a la dictadura, la izquierda radical, que jugó un papel importante en su momento. Visibilizarla y, a la vez, ofrecer interpretaciones alternativas a las oficiales o las más extendidas, que han tendido a mitificar a personajes y hechos en tal medida que distorsionan, cuando no falsifican, lo ocurrido.


Resulta ineludible que se mezcle lo personal, desde las propias experiencias y trayectorias, con lo más propio del campo científico. Varias intervenciones, de comunicantes y del público, tendieron a primar lo primero en detrimento de lo segundo, lo que da lugar, al menos, a cierta distorsión en el conocimiento. Entiendo por tratamiento científico como una búsqueda del conocimiento mediante el planteamiento de cuestiones previas sobre el objeto de investigación, la indagación en fuentes y su posterior tratamiento, y la presentación de conclusiones que den luz a los logros obtenidos.


Hoy proseguirá el Congreso, que promete seguir siendo interesante. Ya contaré mi propia experiencia.

viernes, 24 de febrero de 2017

Distintas varas de medir en la justicia

"Parece más fácil endurecer el Código Penal para pobres, humildes y miserables que contra los ricos", es lo que ha declarado Carlos García Berro, fiscal de delitos económicos y miembro de la directiva de la Unión Progresistas de Fiscales. A hay que añadir el papel que está jugando la ley mordaza, que no para de multar a quienes la transgreden por el mero de hecho de protestar o manifestarse. Todo está resultando a la perfección: recaudar ingentes cantidades de dinero; amenazar, cuando no condenar, por cualquier excusa a quienes se enfrentan al sistema; condenar y enviar a la cárcel, si es preciso, a "robagallinas". Mientras tanto, la delincuencia de quienes ya sabemos sale gratis o barata. Le toca ahora el turno a los Blesa, Rato y sus compinches, condenados por lo de las tarjetas negras, pero ¿entrarán en la cárcel? Acaban de condenar al rapero Valtonyc por enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona. Hace unos meses lo fue el cantante de Def con Dos también por enaltecimiento del terrorismo y por humillación a las víctimas de ETA. Hay tres procesados acusados de terrorismo, después de haber estado en la cárcel, por los sucesos de Altsasu. Distintas varas de medir ¿o no? 

Olé, por Iñaki y Cristina

Primero absuelven a la mujer. Al marido, condenado a siete años de cárcel, le rebajan la pena solicitada inicialmente por la fiscalía. Ya ahora, a la espera de que el Tribunal Supremo resuelva el recurso sobre la sentencia, se ha decidido como medida cautelar que no ingrese en prisión, no teniendo que presentarse periódicamente en el juzgado y sin ver retirado su pasaporte. Mientras tanto, el matrimonio sigue viviendo felizmente en Suiza, con sendos empleos bien remunerados - gracias el enchufe de papá, claro- y unos gastos de seguridad que salen de las arcas del estado. ¿Qué han robado, estafado o se escaqueado a costa del dinero común? ¡Qué importa! Para eso está la estirpe, la condición, la sangre...   Mejor, imposible. ¡Olé!

martes, 21 de febrero de 2017

Las otras protagonistas de la Transición

En los próximos viernes y sábado, días 24 y 25 de febrero, va a tener lugar en Madrid un congreso de historia bajo el epígrafe de "Las otras protagonistas de la Transición". Se va a desarrollar concretamente en el Centro Cultural Buenavista, sito en la avenida de los Toreros. 

Hace unos meses ya me referí a ello, teniendo en cuenta que voy a ser partícipe en el mismo, dada mi condición de ponente por partida doble. Hoy he podido ver por la red la presentación ante los medios de comunicación que se ha hecho por quienes ha organizado el Congreso. Invito a seguirla, que no está de más hacerlo y ayuda a entender lo que puede dar de sí.

La organización le ha correspondido a la Fundación Salvador Segui, ligada al sindicato CGT. Cuenta con la participación de historiadores jóvenes, vinculados a varias universidades españolas. Son más de cien las comunicaciones previstas y más de diez las mesas en que se van a organizar. Dado el número, van a tener que simultanearse entre sí. Se trata de un Congreso singular, porque pretende aunar lo propiamente científico con la exposición de experiencias personales. Una forma de hacer historia que no excluye lo que se hace fuera del ámbito académico universitario y que siempre la  va a enriquecer.

Dos son las comunicaciones que ofrecí en su día y que la comisión organizadora me ha aceptado amablemente. Una, incluida en la mesa "La experiencia militante: memorias y trayectorias", con el título "De la lucha clandestina a la legalidad. El PTE y la JGR en Salamanca (1974-1981)"; la otra, dentro de la mesa "La izquierda radical como impulsora del cambio político", con el título "La izquierda radical durante la Transición. En busca de una explicación de la derrota política".

Creo que va a ser una experiencia atractiva y que espero que resulte, cuando menos, interesante. Ya iré contando su desarrollo y lo que por mi parte puedo aportar. El jueves por la tarde viajaré a Madrid en tren para poder estar presente en las sesiones de los días. 

domingo, 19 de febrero de 2017

Grito de "Volem acollir" en las calles de Barcelona

Hace una semana fue el Palau San Jordi y ayer fueron las calles de la capital catalana. De nuevo el problema de las personas refugiadas. De nuevo un grito de solidaridad: "Volem acollir", "Queremos acoger", "Casa nostra, casa vostra", "Nuestra casa es vuestra casa", "Prou excuses", "Demasiadas excusas"... Hay mucha gente en muchos lugares del mundo que quiere dejarse oír para denunciar la responsabilidad de quienes provocan las catástrofes humanas, para desenmascarar a quienes mantienen una actitud hipócrita, para gritar a la cara a quienes cierran las fronteras y levantan muros...   

sábado, 18 de febrero de 2017

Algo más que las cloacas del mi(ni)sterio del Interior

Grabaciones de conversaciones hasta algún ministro. Informes de máxima importancia que se extravían. "Pendrives" con información sustanciosa que aparecen de repente entre los cajones. Campañas de desprestigio contra grupos políticos o personas relevantes del  mundo de la política. Grupos operativos especiales a modo de una "policía patriótica". Amenazas  más o menos veladas entre altos cargos de la seguridad. Declaraciones contradictorias del exministro de Interior y el actual responsable de la cartera.  Demasiadas cosas provenientes de las altas esferas de un ministerio clave. Alguien tendrá que responder. Se trata de algo más que de las cloacas del estado.

De absoluciones reales y bien reales

Acaba de salir la sentencia del caso Noos y a más de uno o una se le ha quedado la cara de gilipollas, con perdón. Y es que la absolución de Cristina de Borbón (infanta real, segunda hija del exrey Juan Carlos I y hermana del actual, Felipe VI) ha vuelto a sacar a colación que eso de la justicia no parece igual para todo el mundo. Y que la condición social, en este caso, de estirpe real, pesa mucho. 

He escuchado o leído ayer por juristas que la sentencia parece impecable, en la medida que se atiene a la ley. También he leído que el propio juez Castro, el instructor del caso en Baleares, ha manifestado su contrariedad, teniendo en cuenta que fue el principal defensor, pese a las terribles presiones que sufrió, de que Cristina de Borbón estuviese imputada. El fiscal del caso, por su parte, se ha mostrado contento por la absolución de su defendida... perdón, de quien defendía que no procedía su imputación. Pero crítico con que las penas que se han impuesto hayan sido inferiores a las que solicitaba.


El caso es que, por lo que puede leerse, todas las personas implicadas en la trama tienen que haber respirado algo, aunque haya sido en distinto grado. Me explico: las penas han sido inferiores de las solicitadas por las distintas partes; y varias personas han quedado absueltas, como ha ocurrido con las mujeres (¿florero?) de Iñaki Urdangarín y Diego Torres, y con varios altos cargos de la Generalitat valenciana, del PP, por supuesto. 


Ahora se discute sobre si Urdagarín va a entrar o no en la cárcel y hasta se le está buscando acomodo en alguna. Se dice que habrá que esperar un año hasta que decida el Supremo, que no va a ocurrir porque no existe riesgo de fuga... Me imagino que Torres estará satisfecho de ver que su mujer se haya librado y él mismo haya visto reducida la pena, pero sospecho que disgustado por los dos años de más sobre Urdangarín. La condición social de nuevo, pues, aun plebeyos los dos, las cónyuges marcan la diferencia. 


Cristina de Borbón es quien es. Habiendo sido la más lejana en la línea de sucesión antes de que se casaran los tres vástagos de Juan Carlos de Borbón, fue percibida como la más normal. Su matrimonio con un deportista más o menos famoso (pero apuesto físicamente), su trabajo bien remunerado en una entidad bancaria (previo enchufe de su papá) y su residencia en Barcelona (lejos de la corte) le granjearon cierta simpatía entre las cohortes del juancarlismo. Pero con la reconversión profesional del marido, acabada su carrera deportiva, las cosas cambiaron de tal manera que, entre lo que veían en la casa paterna de ella y lo que les fue llegando de quienes veían puertas abiertas para hacer negocios varios a costa del dinero público, todo se les acabó yendo de las manos. Pero el papá (de ella), siempre atento, supo hacer: dejó la defensa en manos de uno de los llamados padres de la Constitución, nada menos que catalán y nacionalista, pero ajeno al independentismo: Miquel Roca Junyent. Por lo que hemos visto, les ha dio de perla.


He leído por encima la sentencia. Y una de las cosas que me han llamado la atención ha sido la referencia al prestigio deportivo de Urdangarín como base de sus relaciones con las distintas entidades y los negocios derivados. Y, en todo caso, haberse aprovechado de la familia real, a la que pertenecía su mujer. Se elude en todo caso lo que parece muy distinto: ¿lo deportivo por encima de la condición de su mujer como miembro de la familia real? En fin, expresándolo a lo popular, "¡amo venga ya!". ¿O no? 


Hasta el pseudo sindicato Manos Limpias se ha visto afectado. Presente en la causa por la imputación de Cristina de Borbón, ha vuelto a recibir un varapalo. Si hace unos meses lo sufrieron sus jefes, inmersos en prácticas mafiosas y con sus huesos en
la cárcel, ahora ha visto que su intención de llevar a la cárcel a la hermana del rey no sólo no ha sido posible, sino que tiene que pagar las costas y los gastos derivados de los juicios. Qué curioso que su actuación fuera tan eficaz para echar al juez Baltasar Garzón de su puesto en la magistratura, pero no así en el caso Nóos. 


Como no soy docto en la materia, puede (es un decir) que las sentencias se atengan a derecho, pese a las discrepancias que se van viendo. Pero de lo que no cabe la menor duda es que la ley es tremendamente injusta. Ya se sabe (y lo dijo hasta el más alto jerarca actual de la magistratura), eso de la justicia orientada hacia los "robagallinas". 


Hace muchos años Pedro Pacheco, que era alcalde de Jerez de la Frontera, soltó aquello de que "la justicia es un cachondeo". Fue condenado por ello, pese a que sus palabras obedecían a la valoración del trato (de favor) recibido por el entonces joven cantante Bertín Osborne (otro caradura donde los haya), que consiguió eludir el derribo de un chalé construido ilegalmente. En fin, cosas de la condición social, pues la familia Orborne no era (es) cualquiera en ese municipio gaditano. 

domingo, 12 de febrero de 2017

El Palau Sant Jordi invita a abrir las fronteras

El Palau Sant Jordi de Barcelona acogió ayer un acto de suma importancia y con un gran contenido simbólico: un concierto de apoyo a las personas refugiadas, organizado por la plataforma "Casa nostra, casa vostra". Ante más de 15.000 personas, tras un espectáculo preliminar del grupo de teatro Fura del Baus, fueron desfilando artistas de todas las tendencias y edades para dejar muestra de un clamor solidario todavía presente en amplios sectores de la sociedad. Cantos, discursos, mensajes, los artilugios de la Fura y hasta un típico castell humano dieron forma y contenido a las tres horas que duró el acto. Todo para decir "Volem Acollir", "¡Abramos fronteras!", "¡Basta de excusas!"... Y para rememorar canciones como el "Venim del nord, venim del sud" de Lluis Llach, la imperdurable "Mediterráneo" de Joan Manuel Serrat o el "Qualsevol nit pot sortir el sol" ("cualquier noche puede salir el sol") del entrañable Jaume Sisa. Porque, en definitiva, como se reflejó en la declaración final: "Benvinguts, passeu, passeu, que casa nostra es casa vostra" (bienvenidos, pasad, pasad, que nuestra casa es nuestra casa"). ¿O no?

sábado, 11 de febrero de 2017

El partido de la corrupción se sigue riendo de la gente

Ayer salió a la luz la primera sentencia relacionada con el caso Gurtel. Técnicamente, la pieza tres. Los Correa, Crespo, Pérez... hasta trece han conocido penas de unos cuantos años de cárcel -hasta trece- como máximos responsables de la trama. Gente del PP y de su entorno. Empresarios de sociedades al servicio del partido y altos cargos del gobierno valenciano. Irán sucediéndose más juicios e irán emitiéndose más sentencias. Siempre con el PP por medio. Sus tesoreros, secretarios generales, cargos públicos... haciendo, dejando hacer, protegiendo, encubriendo, robando, traficando, ocultando... Riéndose de la gente. Como lo están haciendo durante este fin de semana en ese paripé asambleario en el que discuten que el jefe siga siendo el mismo, que éste nombre a quien le venga en gana, que se permita una mayor acumulación de cargos... Para que siga recibiendo el visto bueno de un electorado muy fiel, pero menguante, y siga contando con la ayuda de otros partidos y medios de comunicación para que permitan que todo siga igual. El reino donde la corrupción, la impunidad y la desvergüenza campan a sus anchas. ¡Vivan las caenas!  

jueves, 9 de febrero de 2017

El (des)mérito de Javier Fernández y la gestora (que preside) del PSOE

Hace unos días se hizo público el último barómetro del CIS. Entre la información que presenta, en esta ocasión hay un dato que llama la atención relacionado con la valoración de los líderes políticos: Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE, es el que obtiene la puntuación más alta entre quienes dirigen los partidos en el ámbito estatal. A primera vista podría ser una buena noticia para su partido, teniendo en cuenta que también en la estimación de voto es el único grupo que sube.

El problema viene cuando se analiza más detenidamente el dato. Es corriente, y hasta lógico, que en la valoración que cada líder recibe la puntuación sea más alta entre quienes se identifican en mayor medida con el partido que dirigen, mientras que progresivamente vaya disminuyendo dicha puntuación según se alejen ideológicamente. Es lo que ocurre con todos los líderes, excepto en esta ocasión con Fernández. ¿Que ha ocurrido? Veámoslo a continuación. 

La puntuación que ha obtenido entre su electorado es de de 5,11. Similar a la dada por los electorados de Ciudadanos, con 5,26, y PP, con 5,05. Por la izquierda, sin embargo, las puntuaciones son bastante más bajas: Unidos Podemos, 2,78; En Comú Podems, 2,56; Compromís-Podemos-EUPV, 2,64; y En Marea, 2,88. Entre los grupos nacionalistas, de derecha o izquierda, no llega a 2. 

Si nos atenemos a la adscripción ideológica, Fernández obtiene las siguientes puntuaciones: el electorado que se sitúa en el nivel 4, propiamente de centro-izquierda, le da un 3,9; el de 5, un 5,2; el de 6, un 5,2; y en el situado entre el 7 y el 10, es decir, el electorado de la derecha, oscila entre el 4,2 y el 5,2. Por la izquierda la cosa cambia: el electorado de 3 le da un 4; el de 2, un 3,1; y el de 1, un 1,7.

En resumidas cuentas: a Javier Fernández, actual líder institucional del PSOE, se le valora bastante más por la derecha que por la izquierda. Por ahora les están agradeciendo los favores prestados. Más adelante veremos si Roma paga a los traidores.   

miércoles, 8 de febrero de 2017

La berenjena del errejonismo

Rita Maestre ha lanzado una campaña a través de las redes sociales que busca sensibilizar al entorno de Podemos en favor de la corriente interna a la que pertenece. Número 2 de la candidatura liderada por Íñigo Errejón para el Consejo Ciudadano, ha sido muy explícita en dar contenido a lo que esa corriente considera que debe recuperarse en Podemos, siendo el color morado, berenjena aparte, sólo el símbolo que la identifica exteriormente.

La guerra interna en la que está sumido Podemos está siendo muy profunda y sonora a la vez. Lo primero, porque el fuego cruzado del que está haciendo gala las tres corrientes en disputa ha ido a más a medida que se acerca la conocida como Asamblea Vistalegre 2. Lo segundo, porque se aúna su propio interés en hacer de lo mediático un altavoz de lo que defiende cada corriente con el de los medios de comunicación del sistema por intentar  acabar con el experimento. 

En el debate que están llevando a cabo, IU aparece de vez en cuando como un elemento de disputa y diferenciación. En la campaña lanzada por Maestre resulta evidente. Considero que en el fondo también se encuentra en liza la política de alianzas que Podemos se ha visto obligado a desarrollar desde 2015. Primero fueron las confluencias municipales, luego las relacionadas con varias comunidades autónomas (Cataluña, Galicia, País Valenciano) y la última con Unidos Podemos. Curiosamente esa toma de distancia de hecho hacia dichas alianzas tiene un complemento en la postura que el llamado errejonismo mantuvo hace un año durante el periodo de la investidura del jefe de gobierno tras las elecciones de diciembre de 2015. El errejonismo defiende, en nombre de la transversalidad, una mayor flexibilidad en la política de alianzas institucionales. De ahí su mayor moderación en las formas y en el mensaje. Es lo que le llevó a plantearse, si no defender, que saliera adelante el pacto entre PSOE y Ciudadanos, con Pedro Sánchez de jefe de gobierno.

Tengo pocas dudas que el sistema y sus medios de comunicación están utilizando a Errejón y su gente para dinamitar a Podemos. De ahí que le estén dando mayor cancha en los medios y estén aireando en mayor medida las críticas que están lanzando contra Iglesias y su corriente. Operaciones parecidas ya ha habido en más ocasiones, aunque hayan sido en contextos diferentes. Recuerda bastante a lo ocurrido en los años noventa dentro de IU con las ayudas recibidas por Nueva izquierda. 

No voy a defender ahora Iglesias y el pablismo. He escrito mucho sobre Podemos desde sus orígenes y los distintos periodos cambiantes que ha pasado en apenas tres años, donde no me ahorrado en criticar comportamientos que me han parecido vergonzoso e indignantes. El problema para Iglesias y el pablismo es que está sufriendo ahora un acoso interno que desconocía, pero que tenía que llegar y para lo que no existe vacuna. Atrás quedan el rápido aumento de los apoyos electorales que ha ido recibiendo Podemos y el progresivo encumbramiento personal del propio Iglesias. Ahora le toca lidiar con una realidad muy propia de la izquierda: la pluralidad que puede devenir en división. 

Siempre he defendido la unidad de la izquierda desde proyectos comunes y compartidos que busquen la transformación social hacia un mundo más solidario. La aparición de Unidos Podemos, no siendo lo ideal, es una forma de encontrar puentes de unidad. Hay quienes no la quieren. Sea cual sea el color al que apelen para identificarse.   

lunes, 6 de febrero de 2017

De Guthrie a Gaga, contra Trump

Durante la Super Bowl de este año la cantante Lady Gaga ha hecho un gesto de rebeldía contra el nuevo presidente del país, Donald Trump. Mientras interpretaba la canción "God bless America", introdujo un fragmento de otra canción también muy conocida, "This land is your land", de Woody Guthrie, que se hizo famosa durante muchos años por ser una especie de himno antifascista y antirracista. Precisamente Guthrie la compuso en 1940 como contrapunto a "God Bless America", por considerarla demasiado complaciente con un país tan lleno de contrastes, donde podía verse a la vez la riqueza más extrema con la pobreza más aberrante o el racismo más repugnante con los sentimientos más solidarios.

Nada ha cambiado en ese sentido en ese país, salvo que ahora ha accedido a la presidencia lo que representa en su forma más extrema y explícita el clasismo, la homofobia o el racismo. La canción nunca ha perdido actualidad y ha sido recordada en el tiempo por cantantes como el propio Bruce Springsteen en pleno auge de Ronald Reagan, otro presidente-guerrero. No están de más gestos como el de Gaga, a falta de un empujón colectivo que haga salir corriendo de la Casa Blanca al señor Trump y sus cuatreros. Y que mientras lo hagan, que escuchen a coro cosas tan bellas como éstas:

Esta tierra es tu tierra, esta tierra es mi tierra
desde California hasta la isla de Nueva York
desde el bosque de secuoyas rojas hasta las aguas corrientes del golfo
esta tierra fue creada para ti y para mí

He vagado y he paseado, y he seguido mis propios pasos
hasta las centelleantes arenas de sus desiertos de diamante
y a mi alrededor una voz sonaba
esta tierra fue creada para ti y para mí.   

sábado, 4 de febrero de 2017

El nazi, el negro y el gay, según un periodista

Hace unos días salió la noticia de que la peña Bukaneros, del Rayo Vallecano, se oponía a la cesión del futbolista Roman Zozulya, procedende del Betis. La razón ha sido clara: se le considera afín al nazismo por su vinculación a determinado grupo político ucraniano con esa ideología y sus simpatías por conocidos nazis ucranianos durante la Segunda Guerra Mundial, como Stepan Bandera. La reacción desde los medios de comunicación, deportivos o no, ha sido inmediata y casi unánime, acusando a la citada peña de su vinculación a la extrema izquierda. El portavoz de las peñas rayistas, por su parte, también ha manifestado su oposición a la cesión del jugador, si bien se ha desmarcado de los comentarios violentos contra el jugador aparecidos en las redes sociales.

Uno de los periodistas que ha intentado argumentar su crítica al comportamiento de las peñas rayistas ha sido Rafa Cabaleira, que en su artículo "¿Qué es Zozulya?", publicado en El País, ha dicho cosas como éstas: "Para el aficionado corriente solo debería ser un futbolista, lo mismo que el chico negro, el joven gay o la niña que no quiere ser princesa. El fútbol solo debería ser eso, fútbol…". Por lo que se ve, Cabaleira compara a un nazi con un negro o un gay. Pues vale.

miércoles, 1 de febrero de 2017

Llanto por Samuel, una víctima de la barbarie

Las playas de Barbate, cerca del cabo de Trafalgar, han acogido el cadáver de Samuel. Un niño de unos cinco años de origen congoleño que atravesó el continente africano dentro de un grupo de personas, como tantos más, huyendo de la barbarie de la miseria para encontrarse con la barbarie de la insolidaridad. Un grupo de personas, como tantos más, que decidieron pasar el Estrecho para arribar al continente de la riqueza. No se sabe qué ha ocurrido con las otras personas de su embarcación, entre las que se cree que estaba su madre. Sólo se sabe que la semana pasada su cuerpo apareció en la playa de Caños de Meca. 

Lo supimos algo después de que ocurriera, porque se sospecha que las autoridades gubernamentales han querido ocultarlo para evitar un nuevo caso Aylán. Ese niño refugiado sirio que apareció hace un par de años en una playa de una isla griega. Han querido ocultar la vergüenza de las secuelas que generan las políticas que se aplican sobre las personas que buscan mejorar sus condiciones de vida o huyen del horror de las guerras y las persecuciones. Esas políticas, contrarias a los derechos humanos, que no cesan de levantar muros, cada vez más altos, más extensos, más dañinos. Aquí, en la Unión Europea, en relación a África y Asia, y allá, en EEUU, en relación al resto de América. 

Ayer, convocada por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, nos concentramos varios cientos de personas en la plaza del Ayuntamiento para solidarizarnos con Samuel. También, con cuantas personas como él llevan muriendo por miles y miles. Para mostrar nuestra indignación. Para denunciar a quienes disponen de las vidas de la gente para llevarlas a la muerte. Porque se trata de muertes evitables. Lo son del capitalismo feroz, que antepone la avaricia de los beneficios a las necesidades de la gente. Y lo son de sus títeres, que actúan a su servicio.