jueves, 30 de agosto de 2012

La posibilidad de paz en Colombia

La noticia ha saltado en los medios de comunicación el lunes pasado. En boca del presidente colombiano Juan Manuel Santos se ha podido escuchar el inicio de "conversaciones exploratorias" con las FARC, que incluso se pueden ampliar al ELN. De llevarse a cabo, no sería la primera vez. Ya hubo procesos en favor de la paz en otros momentos. A principios de los ochenta, con Belisario Betancur como presidente, se abrió un camino que se vio trastocado por la matanza sistemática de líderes de la Unión Patriótica, expresión política delas FARC, y de indígenas a manos principalmente de grupos paramilitares. Los presidentes  siguientes también participaron en otros tantos intentos, con distintos resultados. Hasta Álvaro Uribe, que se caracterizó por la dureza represiva y un mayor acercamiento a EEUU (ya se sabe, Plan Colombia, bases militares...), llegó a contactar con el ELN. Santos ha accedido a la presidencia con una forma diferente de gobernar. Ha buscado la distensión y el acercamiento con el gobierno venezolano de Hugo Chaves, y ahora ha anunciado la posibilidad de iniciar un nuevo proceso de paz. La noticia es buena y parece que está siendo bien acogida por la población. También por los gobiernos de los países vecinos. Será difícil, no obstante. Colombia reúne todos los ingredientes que le confieren ser el país de mayor valor geoestratégico en la región. Su gobierno es el principal aliado de EEUU; la oligarquía es todopoderosa y está instalada secularmente en el poder; el ejército y los grupos paramilitares actúan con impunidad al servicio de la oligarquía; los cárteles de la cocaína se confunden con todo; los grupos revolucionarios armados tienen fuertes raíces sociales; existe, en fin, una sociedad muy activa, formada por grupos políticos, sindicales, vecinales, indígenas, ambientales o de derechos humanos, deseosa de cambios estructurales. La violencia se manifiesta de muchas maneras y no es precisamente la proveniente de las FARC o el ELN la que genera más víctimas, pese a ser la más manipulada mediáticamente. La violencia que se deriva del poder de la oligarquía, las instituciones y aparatos estatales, y los EEUU es la más virulenta y la que genera más víctimas. Lo es por naturaleza estructural, pero también cultural y directa. El esfuerzo ha de ser grande para empezar a superar la situación. El primer logro sería acabar con la violencia directa de naturaleza política. A eso va encaminado lo que representantes de las FARC y del gobierno han acordado en La Habana y el presidente Santos ha denominado "conversaciones exploratorias".

martes, 28 de agosto de 2012

¡Ay, ay, señor Wert!

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, no se ha quedado callado ante la reciente sentencia del Tribunal Supremo, contraria a que los centros concertados donde hay  segregación de sexos reciban subvenciones públicas. Su reacción ha sido ahondar aún más en la posición del gobierno: en esos centros los resultados académicos son mejores. Y se ha quedado tan pancho. Como ocurrió hace algo más de un año, cuando desde la CEOE, en boca de su presidente, Juan Rosell, se dijo que las claves para entender el éxito escolar se encontraban en los genes. Opiniones que, no por ser aparentemente distintas, resultan muy diferentes. Tienen en común una profunda carga clasista, porque pretenden argumentar desde supuestos componentes científicos una concepción de la educación en la que sólo se mide el éxito per se, al margen de cualquier de las variables socioculturales, que son las que condicionan los resultados escolares. Seguramente en los centros segregados por razón de sexo puede haber mejores resultados académicos. No en vano su alumnado dista mucho de ser como el de los centros públicos o, en un caso más extremo, de los situados en las barriadas populares de las ciudades o el medio rural. Pues claro, hombre. ¿O es que acaso el alumnado de esos colegios del opus y similares constituye el prototipo de la sociedad española? O retiramos del gobierno pronto a esta gente o nos destrozan aún más la educación.        

En la muerte de Francisco Fernández Buey, un utópico

"Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es transformarlo". Así acaba la tesis XI del conocido opúsculo "Tesis sobre Feuerbach" que Karl Marx escribió hace más de siglo y medio. Viene a colación por la muerte reciente del filósofo Francisco Fernández Buey [1], de quien podemos decir que es un claro ejemplo de esas personas que, preocupadas en la indagación del conocimiento, no entienden su dedicación si no va encaminada a que lo que hay de mejor lo sea para todo el mundo. De ahí lo de transformarlo, dado que desde siglos y milenios el mundo se ha ido  construyendo a la medida de una minoría que, más o menos amplia -o estrecha, según se vea-, ha sido explotadora y marginadora de la mayoría. 

Comunista desde joven, en pleno fragor de la dictadura, nunca dejó de serlo. Llegó a principios de los sesenta a Barcelona procedente de Palencia y, salvo un pequeño paréntesis en los ochenta en Valladolid, fue en la capital catalana donde ha desarrollado la mayor parte de su labor política e intelectual. Un comunista que supo evolucionar recogiendo los cambios de la realidad y los frutos de las experiencias colectivas. Ha estado por ello entre quienes, entre otras cosas, ha sabido añadir a sus planteamientos y convicciones los paradigmas de la ecología, el feminismo y el pacifismo. Discípulo de Manuel Sacristán, quizás haya sido su discípulo más aventajado, compartiendo incluso el proceso de evolución intelectual y en el compromiso. En su preocupación por hacer el mundo habitable, fue un estudioso no sólo de la obra de Marx ("empieza siendo un filósofo moral y acaba siendo un científico social. Pero como tocó muchas teclas en su vida también se puede decir que ha sido un filósofo de la historia y un filósofo de la política" [2]), sino también la de pensadores y pensadoras de otros tiempos (Descartes, Saint Just...) o del siglo XX (Gramsci, Della Volpe, Lukacs, Simone Weill...) que dieron muestras, en distinto grado, de que la palabra y la acción son compatibles. 

Participó activamente en la conformación de numerosas revistas políticas, entre las que, quizás, Mientras tanto (fundada por Sacristán en 1979 y expresión del movimiento emancipador) y El Viejo Topo hayan sido las más representativas. Precisamente fue a través de la segunda, reactivada a mediados de los noventa, donde he podido conocer más y mejor sus planteamientos políticos, de los que dejó constancia mediante artículos y entrevistas. A su vez, militó durante el franquismo en el Partido Socialista Unificado de Cataluña; fue miembro desde finales de los setenta del Comité Antinuclear de Catalunya; participó en 1986 en la fundación de Izquierda Unida; perteneció después, desde 1987, a  Iniciativa per Catalunya, el referente catalán de IU; y fue uno de los  integrantes de la naciente Esquerra Unida i Alternativa, cuando en 1998 IC decidió aliarse con el PSC. En suma, un pensador y hombre de acción diverso en contextos diferentes y cambiantes, desde la dictadura franquista hasta nuestros días, pasando por una transición con la que se mostró muy crítico ("por desgracia, la verdad a destiempo es siempre una verdad inservible para los que tuvieron ilusiones" [3]) y el periodo que le siguió, en los que siempre se mantuvo bajo la máxima de no desistir.

Entre sus últimas preocupaciones estuvo la indagación y la teorización sobre la utopía, y, coherente con su trayectoria personal, imbricadas en el tiempo que vivimos. Antes de que tomáramos conciencia de la actual crisis sistémica que nos amenaza dijo lo siguiente en una entrevista: "La desobediencia civil viene a ser la estrategia principal de la utopía en marcha. La desobediencia, consciente y libre, es lo que hace ‘civil’ a una sociedad acogotada por el poder desnudo" [4]. La ofensiva que está lanzando el poder en nuestros días para hacer recaer aún más el peso de la crisis sobre la mayoría de la población y las crecientes movilizaciones, muchas de ellas antisistémicas, llevó a escribir en abril pasado a Fernández Buey, junto con Jordi Mir, el artículo ¿Es tan malo ser antisistema? [5], donde, entre cosas, fue claro a la hora de categorizar que "si analizando la crisis se llega a la conclusión de que el sistema es malo y hay que cambiarlo, no se ve el motivo por el cual ser antisistema tenga que ser malo".   

[1] Hay un artículo de Salvador López Arnal en Rebelión donde hace un repaso de su trayectoria titulado "En el 65 aniversario de un filósofo marxista revolucionario" (rebelion.org, 4-06-2008).
[2] Marx (sin ismos), Ediciones El Viejo Topo, 2004.
[3] "Cuando nació El Viejo Topo. Un recuerdo personal", en Autoría Varia, El Viejo Topo treinta años después Cuando la participación es la fuerza, Madrid, Ediciones El Viejo Topo, 2006. 
[4] "Cada día oigo a más jóvenes utilizar el término utopía", entrevista de Emilia Lanzas, publicada en Diagonal y reproducida en Rebelión el 4-04-2008.
[5] Público, publico.es, 12-04-2012.

domingo, 19 de agosto de 2012

Garajonay: la misma noticia con dos titulares

Así reza el titular de la edición digital de El Mundo sobre las secuelas del incendio en la isla de La Gomera: "La mayor parte del Parque de Garajonay se recuperará del fuego en una década". En el de Público, por su parte, se puede leer: "Unas cien hectáreas de Garajonay tardarán unb siglo en recuperarse". El artículo, sin embargo, es el mismo, con fuente en la agencia EFE. Está basado en la información facilitada por el director del Parque, que hace un balance de lo ocurrido, cuantificando la dimensión del incendio y cualificando las especies vegetales y de fauna afectadas. 

En total han sido 900 las hectáreas afectadas. La mayor parte son de pasto y matorral, con un periodo de recuperación de unos dos años. Otra parte, situada en la periferia del parque, es de recuperación reciente, está basada en vegetación de monteverde (laurisilva y bosque fayal-brezal) y se prevé que tarde unos 10 años en recuperarse. Unas 100 hectáreas son -eran- de bosque termófilo (drago, lentisco, acebuche...) y de la laurisilva más extensa del archipiélago, necesitando un siglo para que vuelva a su estado original.

La misma noticia con dos titulares bien diferentes. Uno, el de El Mundo, minimizando lo ocurrido. El otro, el de Público, resaltando su gravedad. Ya se sabe, profesionalidad e independencia en el diario progubernamental. Leer para creer.

sábado, 18 de agosto de 2012

Esos extraños frutos

No sé por qué, pero la matanza de mineros negros en Sudáfrica me trajo ayer a la memoria la canción “Strange fruit”, escrita y musicada por Abel Meerepol, e inmortalizada en la voz de Billie Holiday. Ha dicho el presidente de la República Sudafricana que va a investigar los hechos. Lo cierto es que, viendo las imágenes ofrecidas en televisión, no pude más que retrotraerme a los tiempos del apartheid, ahora con la novedad de que quienes disparaban eran en su mayoría negros. La desazón me llevó a la canción de Meerepol y a través del  You tube pude acceder a ella de inmediato. No se trata de lo mismo, porque la letra alude a algo que fue frecuente en los estados sureños de EEUU durante décadas, cuando el racismo dominante llevaba a colgar en los árboles a unos “frutos extraños”, que no eran sino de esa gente de color llegada desde el siglo XVII a América como mercancía esclava para enriquecer a una minoría blanca de origen europeo y ser chivo expiatorio de la otra parte, más pobre, que gozaba sintiéndose superior de quienes tenían la tez más morena.


Dejo como muestra el poema y un enlace de la canción, en este caso con la voz de Nina Simone, que contiene unas imágenes que, no por aterradoras, no deben olvidarse jamás.      

De los árboles del sur cuelga una fruta extraña, 
Sangre en las hojas y sangre en la raíz, 
Cuerpos negros balanceándose en la brisa del sur, 
Extraña fruta que cuelga de los álamos. 

Escena pastoral del galante sur, 
Los ojos saltones y la boca torcida, 
Aroma de las magnolias, dulce y fresco, 
y el repentino olor a carne quemada. 

Aquí está la fruta para que la arranquen los cuervos, 
Para que la lluvia la tome, para que el viento la aspire, 
Para que el sol la pudra, para que los árboles la suelten, 
Esta es una extraña y amarga cosecha.

viernes, 17 de agosto de 2012

Ecuador, en el caso Assange

El caso Julian Assange está al rojo vivo. El gobierno de Ecuador ha concedido el asilo diplomático al periodista australiano, a la vez que el Reino Unido ha denegado que pueda salir del país. Refugiado desde hace unos meses en la embajada del país suramericano, se encuentra envuelto en una batalla judicial iniciada en Suecia y con el Reino Unido como escenario intermedio. Acusado de violación y abuso sexual, fue requerido por la justicia sueca para ser extraditado. Detenido, primero, y retenido en su domicilio, después, intentó defenderse de lo que consideraba un complot contra su persona, por ser la  cabeza visible del asunto WikiLeaks. Hace tres años puso al descubierto información secreta sobre los tejemanejes de los aparatos estatales de EEUU, principalmente, sus aliados y otros países, lo que motivó que desde el imperio se pidiera su cabeza por ataque contra su seguridad. Fue pillado, sin embargo, por un asunto que, de apariencia rocambolesca, tiene todas las trazas de haber sido un montaje para cazarlo. Dos ligues en el verano de 2010 en Suecia con sendas mujeres acabaron con denuncias por violación y abuso sexual. Una de las denunciantes, una tal Anna Ardin, está más que relacionada con el espionaje estadounidense y es, además, una conocida activista anticubana (o anticastrista, es lo mismo). No me invento nada, hace dos años fue publicado hasta en medios de comunicación conservadores y hoy mismo lo he podido corroborar en otro nada sospechoso (lavozlibre.com). El gobierno ecuatoriano, haciendo uso de su soberanía, defiende su iniciativa. El gobierno británico, el principal aliado de EEUU, ha amenazado al del país suramericano. Al presidente Rafael Correa también le tienen ganas. El grupo de países que conforman la ALBA ha dado el apoyo a Ecuador, del que forma parte. La OEA tomará una decisión esta tarde y la recién creada UNASUR se reunirá este fin de semana. Como tantas veces, un nuevo pulso contra los poderosos. Se requiere, pues, solidaridad en favor de quienes no quieren arrodillarse.  

jueves, 16 de agosto de 2012

Pura venganza

Iosu Uribetxebarria Bolinaga participó en el secuestro de José Ortega Lara y por ello fue condenado. Desde hace unos años sufre un cáncer que se ha expandido hasta serlo terminal. Así lo dicen los informes médicos, sin excepción. El reglamento penitenciario (artículo 104.4) prevé, como medida humanitaria, que en esa situación se pueda beneficiar del tercer grado. Las dilaciones del gobierno a través de la administración penitenciaria y de la fiscalía, sin embargo, están impidiendo que se cumpla la normativa. Esta tarde el juez Santiago Pedraz, que le ha correspondido provisionalmente serlo de vigilancia penitenciaria, ha instado a que se emita un informe forense concluyente y a Instituciones Penitenciarias que tome una decisión rápida. El primero acaba de salir y alude a un estado irreversible. De lo segundo se ha anunciado que se tomará mañana la decisión. En el seno de la izquierda abertzale se intensifican las peticiones de que el preso vasco vuelva a su hogar. El Grupo Internacional de Contacto, que supervisa el proceso de paz en el País Vasco, también lo ha pedido, como una muestra de buena voluntad para profundizar en dicho proceso. Da la impresión que en determinados medios políticos sólo se tiene en la mente eso del "jódete". Pura venganza. 

martes, 14 de agosto de 2012

¡Viva'spaña, manque arda!

Ese es el título que me inspira la fotografía del monarca, el ministro del ramo y los valientes torerillos, posantes ante o tras la corrida de toros ocurrida el domingo en Cádiz. Otras prioridades -como acompañar al rey- impidieron que Miguel Arias Cañete, ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, estuviera más preocupado por los incendios que se extienden por los parques nacionales de Garajonay (Gomera), Cabañeros (Ciudad Real) y Doñana (Huelva), y por otros lugares de las provincias de Alicante u Orense. El fuego, sin embargo, no perdona. Dejemos de echar la culpa a los calores. Como dijo Sánchez Gordillo el otro día, los fuegos se apagan en el invierno, que es cuando se prepara el monte. La tauromaquia está siendo una de las prioridades del nuevo gobierno. Su alto valor cultural obliga a que asistan autoridades de primer orden. También, que se siga subvencionando. No importa que sea un afición minoritaria, que cada vez haya menos público y que aumente el rechazo social. Los recortes, para la gente de a pie. Y para los montes. Aunque tengan que arder. 

¿Forajidos?

La artillería mediática está utilizando todos los recursos habidos y por haber. Como si la vida les fuera en ello. Dos actos de protesta en sendos supermercados de las ciudades andaluzas de Écija y Arcos de la Frontera, llevados a cabo por miembros del SAT, han hecho saltar las alarmas. A sus protagonistas los han llamado de todo. Hasta han sido tildados de forajidos. No paran de calificar el hecho como de asalto. Han encontrado en un empujón a una dependienta una mina para argumentar la maldad de las intenciones. Se han lanzado mentiras descartadas para descalificar a uno de los líderes -Juan Manuel Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda, diputado en el Parlamento de Andalucía-. Hay quien ha osado solidarizarse -Gaspar Llamazares, diputado de IU en el Congreso- y lo han crucificado a base de falsedades y medias verdades. En algunos casos se busca resaltar la magnanimidad del dueño de una de las empresas. El PP se ha lanzado a la yugular y pide dureza. El ministro del Interior ha lanzado instancias para que el aparato del estado actúe.  

Ayer pude ver con retraso dos programas televisivos. En Tele 5 y La Sexta. En el primero buscaron ridiculizar a Sánchez Gordillo. Ocurrió lo contrario, salió reforzado. Con su sencilla, pero contundente, palabra llena de coherencia fue desgranando su discurso, aclarando mentiras, sembrando dudas en los incrédulos y avivando corazones. Con él, Llamazares y Diego Cañamero -líder jornalero, secretario general del SOC-. El primero dio una lección de solidaridad cívica.  El segundo mantuvo la misma coherencia que acompaña a Sánchez Gordillo. No faltó Francisco Molero, que había sido detenido tras los hechos.

Estamos asistiendo al comienzo de un nuevo acto de lo que llaman crisis. Del  montaje creado con el objetivo de enriquecer a quienes más tienen a costa de la mayoría. Lo que advirtieron Sánchez Gordillo y Cañamero es de la impiedad de quienes lo han planificado todo y sus secuaces. Banqueros, terratenientes, grandes empresarios, políticos corruptos... Visibilizaron la miseria a través de personas sin trabajo, con escasos o ningún subsidio social, con escasez de alimentos, sin vivienda..., cuyos rostros no pertenecen sólo a quienes llevan estando en la cola de la sociedad desde siglos. Hay también gente de las clases medias, que también empiezan a sufrir los aldabonazos.

IU acompañó sus últimas campañas electorales -generales 2011, andaluzas 2012- con el lema "Rebélate". Lo hecho por Sánchez Gordillo y demás está en la línea. Los apoyos valientes y decididos recibidos han sido pocos. Entre ellos, los de Llamazares o Enrique Santiago. Lo normal ha sido desmarcarse de "las formas", evitando el rechazo frontal e impidiendo la criminalización de los actos y sus protagonistas. Tibieza.

Lo que haya de ocurrir judicialmente está por ver. Sí sabemos del papelón del ministro del Interior, que ha patinado en sus iniciativas para que el poder judicial involucrase a Sánchez Gordillo. Llamazares ha puesto en el mismo plano la acción realizada por el SAT con los boicots a las ejecuciones de desahucios, el no pago de los peajes en las autopistas o  las protestas del funcionariado, y los ha denominado meros actos de desobediencia civil. ¡Lo que nos espera!

miércoles, 8 de agosto de 2012

Dejar morir al Bosque Encantado

Corrían los primeros años de los 90 en Salamanca cuando Agustín Ibarrola tuvo la idea de recuperar para el arte los olmos –o negrillos, como los conocíamos en mi ciudad- que fenecían por la enfermedad de la grafiosis. Con la ayuda de estudiantes de la facultad de Bellas Artes fue pintándolos en algunos parques y calles, y acabó creando un bosque de esos árboles junto al río Tormes, a los pies del viejo puente romano, al que llamó Bosque Encantando, inspirado en el más célebre Bosque de Oma que creó con pinos canadienses cerca de Guernica. Las críticas de la caverna mediática –sobre todo La Gaceta, con el vocero Pedro Casado al frente- y política salmantina arreciaron, tildando al proyecto, al artista y al entonces alcalde –Jesús Málaga, del PSOE- con todo tipo de improperios. Pasaron los años y la cosa quedó a medio hacer, sin que se olvidaran las críticas y mofas. A finales de la década y siglo, ya con un alcalde del PP, se logró un adecentamiento del lugar para que los viejos olmos pudieran mostrar sus colores y formas. Siempre tuve la sospecha que el cambio de actitud por parte de quienes gobernaban en el ayuntamiento, acompañado de otro en la propia caverna mediática, se debió a la implicación de Ibarrola en la lucha contra ETA y la creación del colectivo ¡Basta, ya! -1996: Ortega Lara; 1997: Blanco…-. Criticarlo podría resultar extemporáneo. En una visita que hice con mi hermano Seve hace un par de años tomé unas fotos del bosque. Estaba abandonado, pero todavía tenía vida. Quizás era demasiado optimista. Hace unos días me enteré de su desaparición. El domingo estuve allí y pude constatarlo. A su bosque lo dejaron morir, que es otra forma de matar. El artista, según he podido leer, está triste. Normal. Quizás nunca supo que lo utilizaron.