miércoles, 28 de agosto de 2013

Ahora, Siria

Ya han encontrado la excusa. La orden de ataque inminente y selectivo, por tanto, ya ha sido lanzada. Una nueva agresión imperial. La guerra en Siria, en cierta medida civil, ya había empezado y la violencia está siendo extrema. Las guerras son así. He podido ver por la red escenas muy duras. Ayer, la ejecución de tres transportistas por las llamadas fuerzas rebeldes. Ahora se quiere añadir la intervención de EEUU y sus aliados, que van a hacerlo al margen de la ONU. 

Hay muchos aspectos oscuros en esta guerra. La lucha militar contra el gobierno sirio la están protagonizando sobre todo fuerzas islamistas fundamentalistas estimuladas ideológicamente por las monarquías feudales del golfo Pérsico. Están siendo armadas por ellas mismas y, por supuesto, por EEUU y sus aliados, incluyendo a Israel y Turquía. Aquí se repite en gran medida lo de Afganistán en los años 80, Libia hace un par de años... También hay algo de lo ocurrido en Irak hace diez años, cuando se acusó a Sadam Hussein de tener armas de destrucción masiva. E incluso, aunque quedara sólo en amenazas, con lo de Irán, cuyo gobierno fue acusado de tener tecnología atómica. Ahora se hace lo mismo con el gobierno de Bashar Al-Asad, en esta ocasión con acusaciones de empleo de gases letales contra la población civil. Se puede añadir otro antecedente: la agresión contra Yugoslavia en 1999, en esa ocasión con el pretexto de Kosovo. Se sabe que las víctimas ocasionadas por los bombardeos selectivos fueron en su mayoría civiles y que el material empleado contenía uranio. 

La misión internacional que ha visitado Siria estos días para ayudar a esclarecer lo ocurrido hace una semana aún no ha emitido su informe. Repito, no hay nada claro. Invito a ver la entrevista a Francisco Sánchez Muñoz en Hispantv y que reproduce Cuba Información. Pero desde EEUU, junto con el Reino Unido, Francia, Turquía y demás aliados, ya se ha tomado la decisión. Y no importa quién esté al frente de EEUU. Demócratas o republicanos, hacen lo mismo. He leído que Obama se opuso como congresista a la guerra de Irak. Como presidente sigue manteniendo la de Afganistán, ha promovido la de Libia, sigue amenazando a diestro y siniestro, y ahora se lanza contra Siria. La lógica imperial sigue su curso, porque la maquinaria que la sustenta siempre está lista para destruir.

Las guerras que no cesan. Y quienes las impulsan siguen ahí.


lunes, 26 de agosto de 2013

Un dilema envenenado

El sábado por la noche estuve viendo una parte del programa La Sexta Noche y más concretamente la entrevista a Alberto Garzón, economista y diputado de IU. Sin entrar en el cerco que le tejieron los periodistas de la derecha, al final el señor Francisco Marhuenda, director de La Razón, tertuliano a tiempo completo y profesor universitario de 800 alumnos -esto último, según él mismo- le planteó una pregunta envenenada: "si usted no tuviera trabajo, ¿qué preferiría, cobrar el paro o tener un minijob?". Con claridad Garzón le contestó que era "un falso dilema", pues se están creando unas condiciones sociales "para tener que elegir entre el paro y la precariedad". No contento, Marhuenda siguió insistiendo y completó su pregunta-discurso con el hecho de que fuera el gobierno del canciller Gerhard Schroeder con los sindicatos -"de izquierdas", enfatizó- quien pusiera en funcionamiento esa forma de contratación en Alemania. Garzón concluyó con rotundidad que ese modelo social "no es una inevitabilidad teórica. Es una opción política e ideológica condenar al ser humano a la precariedad y a depender sistemáticamente de otras personas".  

domingo, 25 de agosto de 2013

Marta Ugarte vino del mar para quedarse

Se acerca el mes de septiembre e inexorablemente me vienen recuerdos del drama chileno. Cantaba Ángel Parra en "Sol, volantín y bandera": "Septiembre, mes que recuerdo, / sol, volantín y bandera, / septiembre, camino nuevo, / septiembre es la primavera". Lo hacía esperanzado, pero tras el golpe militar de ese mismo mes del año 1973 la primavera, por desgracia, se convirtió para buena parte del pueblo chileno en un largo invierno. Septiembre desde entonces está unido al dolor de muchas víctimas, la mayoría anónimas, aunque en los corazones se encuentra el recuerdo de las muertes de Salvador Allende, Víctor Jara y Pablo Neruda. 

Desde hace poco tiempo he sabido de otra muerte acaecida tres años después del golpe, aunque incierta en el día concreto. 37 años han pasado desde que Marta Ugarte Román, profesora y dirigente del Partido Comunista Chileno, fuese detenida a principios de agosto junto con otros compañeros. Llevada a la tétrica Villa Grimaldi, sufrió durante varias semanas horribles torturas hasta quedar mancillada y destrozada. Después su cuerpo fue lanzado al océano desde un helicóptero 
en un fardo, como un episodio más de los vuelos de la muerte. Era el destino que tuvieron quienes la acompañaron en la detención, reclusión y martirio. El mismo destino que otros centenares de personas durante la dictadura. Y todo con el fin de hacer desaparecer para siempre cualquier rastro que delatara su terrible final. 

Lo ocurrido con Marta, sin embargo, fue algo singular, al salirse del guión previsto por sus verdugos. Y es que, como escribió Patricio Manns y cantan Inti Illimani en Vino del mar, días después de sumergirse en el agua su cuerpo acabó varado en una playa "... envuelta en agua azul. / La trajo el viento del más allá / dormida en las olas de espuma y sal / sobre su propia herida mortal". ¿Qué pasó, pues, con ella? Después de ser inyectada letalmente o para adormecerla, y atado su cuerpo con alambre a un riel, uno de los policías que participaron en el exterminio comprobó que Marta se movía, por lo que cortó uno de los alambres para asfixiarla. Fue esta circunstancia la que hizo que su cuerpo, mal amarrado, acabara soltándose y "danzando en altas olas de mar" llegara a la orilla de la playa La Ballena, al norte de Valparaíso. De esta manera se convirtió en una preciada prueba, por terrible que fuera, del grado de brutalidad de Pinochet y sus esbirros. 

Para evitar que trascendiera como un caso de represión política la DINA orquestó una maniobra de encubrimiento, para lo que contó con la ayuda inestimable de medios como El Mercurio, Últimas Noticias y La Segunda. Rebajaron la edad de Marta, que tenía 42 años, a la de una joven de 23 y presentaron su muerte como un crimen pasional, buscando, así, confundir a la opinión pública. La noticia fue publicada con todo lujo de detalles, aireándose fotografías, describiendo con precisión rasgos del informe forense en forma de golpes brutales, fracturas, luxación, roturas de órganos, violación, estrangulamiento..., y delatando el martirio sufrido. En el capítulo cuarto del documental de Ignacio Agüero El diario de Agustín se puede ver un relato de lo ocurrido y la ignominia de quienes se prestaron servilmente a ocultarlo.

Con el paso de los años se ha ido sabiendo más del calvario sufrido por Marta y, por derivación, el de muchas más víctimas desaparecidas. Su caso ha quedado esclarecido por la justicia chilena, sobre todo cuando el autor material de su muerte, el agente de la DINA Cristian Álvarez Morales, relató ante el juez las operaciones en las que participó y acusó directamente a quienes entonces eran sus jefes inmediatos.

Hay otra canción, esta vez del músico Sergio Ortega, interpretada por el Taller Luis Emilio Recabarren y titulada "Marta Ugarte se queda", en la que se dice: "Tú no mueres en la muerte, / no te vas como la nieve / por los ríos del silencio, / tú te quedas". Y así fue.  

viernes, 23 de agosto de 2013

La realidad de la esclavitud dorada

Moritz Erhart era un estudiante alemán que trabajaba como becario en un banco estadounidense situado en la city londinense, el corazón financiero del Reino Unido y uno de los centros financieros internacionales. Por lo que he leído le pagaban bien -o más que bien: 5.000 euros por siete semanas-, pero, claro, en unas condiciones muy duras. Según han declarado quienes vivían con él, llevaba trabajando 72 horas seguidas cuando sufrió el ataque epiléptico que acabó con su vida. En la película Capitalismo, una historia de amor Michael Moore nos cuenta cómo el sistema capitalista está haciendo uso de los cerebros más privilegiados, preferentemente jóvenes, para hacer los cálculos matemáticos que permitan optimizar al máximo las prácticas financieras que pululan sin cesar. La inteligencia humana al servicio del poder financiero, como en otros ámbitos lo está al servicio de la industria de guerra para la creación de ar,as destructivas. Triste sino. Y en el caso del estudiante Erhart, en forma de esclavitud dorada. ¡Qué realidad! 

jueves, 22 de agosto de 2013

¿Sólo chiquilladas?

Están saliendo estos días varios casos en que miembros de las Nuevas Generaciones del PP, en algunos casos incluso cargos públicos, hacen ostentación de símbolos y poses fascistas. Esa actitud ha sido tratada por sus mayores de chiquilladas, reprobables, sí, pero propias de la edad. Semanas atrás el alcalde de Baralla (Lugo) se soltó un "quienes fueron condenados a muerte [durante el franquismo] será porque se lo merecían". Palabras muy duras que, al margen de la polémica creada y de la rectificación que se vio obligado a hacer, dejan traslucir que la actitud de los cachorros peperos es algo más que la chiquillada justificatoria a la que aluden desde otras instancias. Y si no, al tiempo.    

El Priorat, adusto y cautivador

He recorrido hace unos días la comarca del Priorat, en el corazón de la sierra del Montsant. Un paisaje abrupto de pizarras blancas, acompañadas de calizas, yesos, areniscas y conglomerados, cubierto todo de un tapìz verde entre natural y mimado por la mano humana. Se esparcen, así, los olivos, los avellanos y, ante  todo, las viñas. Y es la fusión de las cariñenas y garnachas, los suelos ácidos de la llicorella, el clima suave y la sabiduría ancestral de sus gentes la que ha dado como resultado unos caldos singulares, que son duros y deliciosos a la vez. Durante dos días he surcado sus parajes y sus pueblos. En Bellmunt he descendido a sus entrañas, horadadas otrora a base de sudor y muerte en busca de minerales. He estado en el abrigo natural de La Bisbal de Falset que fue un hospital de campaña improvisado durante la Batalla del Ebro y he llegado a imaginar por un momento el dolor de quienes allí arribaban para acabar con sus sueños, si no para acabar muriendo. He pisado las alturas del recóndito lugar de Siurana, refugio rocoso de la última comunidad musulmana medieval en esas tierras. He visitado las ruinas, en parte restauradas, del monasterio cartujo de Escaladei que nucleó la servidumbre feudal de la zona, donde la payesía laboraba la tierra y transformaba sus frutos mientras el silencio de los monjes les prometía el acceso a la escalera hacia el cielo. He visto en Pradell de la Teixeta, rodeado de avellanos, las estrellas fugaces de la noche y los primeros haces de la luz del amanecer, y hasta las huellas del abandono de una cantera de yeso y su viejo horno. He disfrutado los soportales de las calles de Falset y también de las carreras en que sus infantes se disputaban la gloria. He paseado por Porrera, contemplado su puente y apreciado el olor de una de sus bodegas. El mismo pueblo al que Lluis Llach canta en su homenaje a la comarca, una “tierra adusta, de mirada morena y labios llenos”...

Aquesta terra adusta,
mirada bruna i llavis plens,
la sento en el meu ventre
com si dins meu hi fes arrels,
tornaveu de solituds,
pas a pas la reconec
i en l'amor la sento altiva i tendra.


martes, 20 de agosto de 2013

Egipto: contradicciones y más que casualidades

Lo que está ocurriendo en Egipto me resulta difícil de entender. Reconozco mi, en parte, desorientación. No obstante, hay cosas que me van pareciendo cada vez más claras. Intentaré explicarme.

La caída de Mubarak, tras enormes movilizaciones populares, no abrió las expectativas que desde la izquierda se esperaba. Las victorias electorales de los grupos islamistas y, en especial, de la Hermandad Musulmana supuso el control de la situación por parte de los Estados Unidos. Opositor moderado frente a los diversos gobiernos desde la independencia de Egipto, ese grupo islamista ha estado siempre en contacto con los grandes imperios (primero, el británico, y después, el estadounidense). Ya sabemos algo -o mucho- de la utilización que han hecho de los grupos político-religiosos islámicos para mantener sus intereses y de las alianzas estratégicas que mantienen con las monarquías feudales del golfo. La Hermandad Musulmana ganó, es verdad, influencia social a base del sistema de asistencia de naturaleza caritativa que creó a lo largo de años, cubriendo así las carencias del estado en materia sanitaria y educativa. No fue muy activo durante la "primavera árabe", pero dispuso de recursos ideológicos y sociales suficientes para hacer valer su superioridad durante las diversas elecciones. Consiguió incluso el apoyo a Morsi por parte de amplios sectores laicos progresistas en la segunda vuelta de las presidenciales, que querían evitar la victoria del candidato del viejo régimen.

Ya en el poder su gobierno ha estado salpicado de enormes y contradictorias decisiones. En materia económica se mantuvo claramente dentro de los dictámenes neoliberales, algo que ha defendido siempre en su programa, como lo hacen otros partidos de los mismos rasgos en Turquía o Túnez. Esto le granjeó un gran malestar en los sectores de la población más concienciados. Las medidas de islamización moderada han contado con la oposición de los sectores laicos, mientras la minoría cristiana las vio con temor. Ha tenido problemas con el ejército, llegando a mantener un pulso que pareció controlado con la presencia del general Sisi como ministro de Defensa. Tuvo éxito en conseguir la condena de Mubarak, pero a cambio del malestar de sus partidarios. Su intento de cambiar la constitución, en fin, fue visto por los distintos sectores de oposición, incluidos los grupos salafistas, como el riesgo de ampliar su influencia político-institucional. 

El movimiento Tamarrod, formado por jóvenes urbanos y laicos, se convirtió en el sector más activo en la lucha contra Mursi y su gobierno. La plaza de Tahrir fue durante los meses de junio y julio el núcleo y símbolo de un malestar grande y creciente, pero a la vez contradictorio. Una situación que ha llevado a amplios sectores de la izquierda egipcia social a apoyar el golpe de estado. Los resultados los estamos viendo. Las movilizaciones de los sectores islamistas, la sangrienta represión del ejército y la persecución de dirigentes de la Hermandad Musulmana.  

¿Cómo podemos  entender lo que está ocurriendo? El gobierno ruso ha apoyado el golpe. Lo mismo que el estadounidense y los diversos europeos, aunque con la boca chica critican las matanzas. Ayer en Público Nazarin Armanian expuso en su artículo "Egipto: Geopolítica de una crisis" unas claves muy interesantes. Una de ellas, la presencia de China, que busca aumentar en el continente africano los acuerdos para obtener recursos naturales. Y el gobierno de Morsi estaba caminando en esa dirección. Otra clave, el papel de Israel. Desde hace años en ese país se busca debilitar a los países de su entorno: Iraq, Líbano, Libia, Siria, Sudán, Irán... Basta con ver lo que está ocurriendo. Irán, de momento, sigue estable. ¿Y Egipto? Aliado estratégico desde 1977, cuando Anwar el Sadat y Najem Beeguin firmaron en Camp David la paz, el gobierno israelí de Netanyahu ha podido ver algún riesgo en el gobierno de Morsi. Hoy el mismo periódico ofrece otro artículo, "La conexión israelí", esta vez de Eugenio García Gascón. Entre otras cosas nos habla de las buenas relaciones del general Sisi con las autoridades israelíes desde que en tiempos de Mubarak dirigiera los servicios de inteligencia del ejército. 

Demasiadas casualidades. Y también, muchas contradicciones.

Los privilegios según el señor Rosell

Juan (o Joan, no lo sé) Rosell, presidente de la CEOE, ha lanzado un nuevo pildorazo. Esta vez contra las personas que tienen un contrato indefinido. Solicita quitarles "algunos privilegios", con la coletilla de "por llamarlos de alguna manera". Una forma, dice, de dárselos a quienes tienen un contrato temporal. Califica de privilegios lo que son derechos. Busca, además, el enfrentamiento entre los trabajadores y las trabajadoras. El resultado, una vuelta de tuerca más en el proceso de precarización laboral. Lo ha dicho el empresario Rosell. Cabeza visible de su gremio. El mismo que el año pasado se refirió a una regulación del derecho a huelga. Artífice, con la complicidad del gobierno que tan bien le representa, de una reforma laboral donde, entre otras cosas, despedir apenas cuesta y la flexibilidad es sinónimo de reducción de derechos a la mínima expresión. Más claro, agua.

domingo, 18 de agosto de 2013

Las carreras de un hombre de derechas

No le dedico mucho tiempo a ver la televisión por las noches, pero ayer me topé de golpe con la cara de una persona que había estudiado conmigo en la facultad. ¡Que si me acuerdo de él! Mantiene gafas y, ante todo, la misma mirada, con una pose que no sé si pretende encubrir cierto aire de autosuficiencia. Como estudiante me pareció verlo siempre en fuera de juego. En cierta ocasión dejó por el camino un trabajo sobre las constituciones españolas, donde no pasó de los aspectos demográficos, que, a su entender, eran muy importantes, mientras dejaba patitiesa a la profesora con la explicación. Siempre lo tuve como un hombre de derechas, aunque se decía que antes había pasado por las huestes del partido del "viejo profesor". Ya en cuarto, su militancia conservadora fue clara, por lo que su despiste quizás pudo deberse a sus andanzas dentro del partido que por entonces lideraba el hombre de los tirantes rojigualdos. A mediados de curso la varita mágica del dedo le puso en la cumbre del aparato provincial, desapareciendo de la facultad. Fue cuando escribió un artículo insulso en un periódico local con el título "Balones fuera o la política de UCD" -qué le vamos a hacer, pero mi memoria funciona así. Lo cierto es que desde entonces su carrera como funcionario de su partido fue meteórica y exitosa. Estuvo bajo el paraguas de Verstringe y se codeó con cachorros como Mato, Sepúlveda y tanta más, aunque a él le toco quedarse en los niveles intermedios de provincias. Así fue como salió de la capital salmantina y acabó recalando en otra del sur, donde, al parecer, se lo ha montado bastante bien. Aunque acabó defenestrado por las peleas internas, ahora se dedica al periodismo, si no a alguna cosa más, estando al frente de varios periódicos digitales, uno, no sé si curiosamente, de su villa natal salmantina. Su prosa parece propia del gremio, pero podría mejorar la gramática y, ante todo, debería hacer un esfuerzo por cumplir las elementales reglas de la puntuación. Pues bien, ayer salió en la tele en relación al caso Bárcenas. Por lo que dijo, y también he leído en un medio digital, conoce bastante bien lo de la financiación, al haberse movido en esos entresijos mientras fue miembro del partido. Percibí que actuaba con soltura, la propia de quien se ha dedicado mucho tiempo a ese juego. Y noté también -y lo he corroborado esta mañana- que se la tiene jugada a Javier Arenas, quizás el muñidor de su salida del partido. Le lanzó lanzó buenas diatribas, sí, señor. Sigue siendo, no obstante, un hombre de su mundo. Añora personajes de años atrás, como Aznar y San Gil, a la vez que añade nombres más actuales, con Santamaría a la cabeza. En fin, sospecho que en su cabeza sigue teniendo, al menos, cierto cacao, con la certeza, eso sí, de que en esos ambientes encontró un nicho de notoriedad y supervivencia más que aceptable. Hasta logró acabar otra carrera, la que dejó a medias siendo joven.    

sábado, 17 de agosto de 2013

Menuda Defensora del Pueblo

Soledad Becerril es la actual Defensora del Pueblo. Se trata de una veterana militante de la derecha política. Siempre se tildó a sí misma de liberal. Fue diputada de la UCD de Adolfo Suárez durante las primeras legislaturas. Con Leopoldo Calvo-Sotelo llegó a ser ministra de Cultura. Años más tarde pasó al PP, llegando a ser alcaldesa de Sevilla en los años noventa. Ahora, como Defensora del Pueblo, no hace ni fu ni fa. Por ejemplo, ¿ha movido algún dedo en relación a los desahucios? La Plataforma Antidesahucios ha presentado un recurso contra la ley recién aprobada con los votos del PP, que parece cualquier cosa menos una ley de protección del derecho de las personas a una vivienda. Pues bien, la Defensora se ha callado. Normal. Es del PP, pero también marquesa. Marquesa de Salvatierra.   

Un atlas de la salud en España

Se ha publicado la obra Atlas de mortalidad en municipios y unidades censales de España (1984-2004), coordinado por Joan Benach y José Miguel Martínez, y editado por la Fundación BBVA. Los datos que ofrece se desmenuzan en las variables territoriales y de sexo, resultando altamente
interesantes. Aunque lo mejor es consultarlo directamente, no está de más destacar algunas cuestiones que pueden tener cierta importancia:
   
   *hay una clara correlación entre el total de las causas de muerte y los territorios, de manera que en la mayor parte es superior en la mitad sur que en la norte;
   *donde la correlación es menor es en los diversos tipos de cáncer, que tienden a repartirse más, aunque el cáncer de estómago tiene una presencia claramente mayor en la mitad norte; las enfermedades crónicas respiratorias tienen mayor presencia en el noroeste, País Vasco y el sureste; las muertes por accidente de tráfico se dan más en la mitad norte y el este; y en cuanto a los suicidios, en el noroeste y la parte central de Andalucía; 
   *en relación a las grandes ciudades estudiadas (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza y Bilbao), hay diferencias por distritos, correspondiendo los niveles de mortalidad más bajos a los de mayor renta;
   *las principales causas de muerte en los varones son los cánceres (14,6%), las enfermedades isquémicas del corazón (11,5), las cerebrovasculares (9,4) y las crónicas de la vías respiratorias (5,8); coincide con las mujeres, salvo en las últimas, aunque existen diferencias en el orden: cerebrovasculares (14,9)isquemias del corazón (9,4) y cánceres (8,4);
   *en otras causas de muerte, hay una mayor proporción entre las mujeres de la diabetes (3,6) y los trastornos mentales (2,9) que en los varones (1,8 y 1,3, respectivamente); por el contrario, la cirrosis y otras afecciones del hígado (2,7), las muertes por accidente de tráfico (2,6) y los suicidios (1,3) están más presentes en los varones que en las mujeres (1,3, 0,9 y 0,5, respectivamente).

En general se puede decir que existe una clara relación entre el reparto territorial y los niveles de renta, como puede verse por comunidades, provincias y dentro de las ciudades estudiadas. De ello se desprende que las diferencias de clase resultan un factor de primer orden, aunque el estudio no lo trata explícitamente y en profundidad. Las diferencias por sexo, a su vez, ponen de relieve el componente del estilo de vida, más agresivo en los varones que en las mujeres, lo que supone un factor importante para entender la mayor esperanza de vida de las mujeres.  

En el Prólogo Danny Dorling, catedrático de Geografía Humana de la universidad británica de Sheffield, plantea que en los estudios realizados en otros países europeos también existen diferencias geográficas, siendo una constante que los datos más negativos se dan en las zonas más alejadas del centro político-económico. En el caso de nuestro país las zonas más alejadas son, como se ha visto, las de la mitad sur. Para Dorling "las desigualdades en mortalidad son las peores desigualdades de todas" y concluye que "son un testimonio de lo que yace por debajo de nuestras sociedades". 

viernes, 16 de agosto de 2013

Un asunto turbio entre primos

Se llaman entre sí primos. Son reyes. Hablaron y acordaron algo. De ello salió indultado de la cárcel un pederasta. Se armó un revuelo, claro. Vinieron dimes y diretes, y el paripé de la revocación del indulto, y la busca y captura. Se ha sabido que el susodicho estuvo en la guerra de Iraq y que trabajó para los servicios secretos españoles. Dicen que como traductor. Un asunto turbio entre coronas, armas y cloacas. 

domingo, 11 de agosto de 2013

La cortina de humo del gobierno

Gibraltar, una excusa. La impopularidad del gobierno del PP es baja y creciente. Confluyen muchos factores. El paro, la educación, la sanidad, los desahucios, la corrupción, los sobres... Estoy en tierras catalanas y aquí las cosas están muy crudas para Rajoy y sus huestes. A Franco le gustó mucho utilizar el asunto de la Roca para desviar la atención. Margallo, el ministro, está echando los restos estos días. Su jefe lo necesita. Lo tienen difícil y lo saben. Otro día me extenderé. Pero quieren recuperarse. A costa de la ignorancia de la gente, claro. 

martes, 6 de agosto de 2013

El caradura de Carromero

Ángel Carromero me parece un caradura. Se trataría del típico jovencito pepero
que ha encontrado un chollo con eso de ser dirigente de las juventudes de un partido guay: "las nuevas generaciones del pepé". Ha estado bien pagado por los círculos de su partido en las administraciones correspondientes. Tampoco le faltó tiempo para hacerse con un currículo de sanciones de tráfico para que su carnet de conductor se viera afectado con la retirada por eso de los excesos de velocidad. Parece que tuvo claro lo de la militancia por la libertad, lo que llevó al infierno de Cuba- Y allí acabó siendo víctima de la feroz dictadura, involucrado en un accidente donde murieron dos cubanos opositores al régimen: Osvaldo Payá y Harold Cepero. Según las autoridades, por exceso de velocidad. El cónsul español en la isla habló de un juicio justo. A finales de 1012, consecuencia de un acuerdo entre autoridades, consiguió su vuelta a España para que cumpliera la pena en su país. Un chollo, porque, antes que cantara un gallo, ya estaba en régimen abierto y contratado por el ayuntamiento de Madrid, en manos del PP, por supuesto. Y bien pagado, por supuesto. Ahora, al año de lo ocurrido por las carreteras cubanas, se ha destapado con unas declaraciones al diario El Mundo donde habla de un complot de los servicios secretos cubanos. Desde la propia Unión Europea le han dicho que si tiene pruebas, que lo denuncie. Vaya héroe le ha salido al "pepé". Menudo caradura, digo yo. 

viernes, 2 de agosto de 2013

Mariano es un nini


Vi estupefacto el debate en el Congreso que tuvo lugar en la sede del Senado. Mariano Rajoy empezó con un rotundo "ni voy a dimitir ni voy a convocar elecciones legislativas. Eso que quede claro". Reconoció, a lo borbón, eso de "me he equivocado". Añadió, a modo de víctima engañada, lo de "yo confié en el señor Bárcenas". Y en medio de un batiburrillo de frases sin coherencia temporal. Habló de no ser culpable, de los mensajes que contestó, de las auditorías del Tribunal de Cuentas, de sus peticiones para que Bárcenas renunciara como tesorero y como senador... También lo hizo de no tener constancia de que su partido se haya financiado ilegalmente. ¿Seguro? ¿De dónde salía el dinero de los sobres? ¿Y la parte con la que se quedaba ese señór? ¿Y cómo se paga la maquinaria de gente y actos con la que se ganan elecciones? Se refirió, así mismo, a que en las elecciones de 2011 Bárcenas ya no estaba en el partido. ¿Seguro? ¿Y el despacho en la sede de la calle Génova? ¿Y la "indemnización en diferido" y "en forma de simulación" de la que habló María Dolores de Cospedal? No le faltó referirse a que ya hemos tocado fondo en lo económico. Por supuesto demonizó a quienes le critican. Y encima metió a España por medio. Rajoy no piensa dimitir y tampoco convoca elecciones. Ni una cosa ni otra. Vamos, un nini.