sábado, 22 de enero de 2022

El conflicto de Ucrania y los intereses de EEUU

Tres asertos iniciales: 1) la popularidad de los presidentes de EEUU aumenta cuando incrementan la tensión internacional, haciendo uso de la guerra cuando sea preciso; 2) el principal motivo utilizado entre los países que crearon la OTAN en 1949 fue frenar el expansionismo de la URSS; y 3) en 1991, en el momento de la desaparición de la URSS y el Pacto de Varsovia, George Bush (padre) se comprometió a la no ampliación de la OTAN.

El primero de esos asertos sigue vigente. El segundo, teniendo en cuenta que ya no existen ni la URSS ni el Pacto de Varsovia, formalmente no tiene ningún sentido que la organización militar occidental siga existiendo. Y en cuanto al tercero, después de que no se haya cumplido la garantía dada a Rusia en su día, es necesario dedicarle algunas líneas más. Vayamos por partes.

En primer lugar, la OTAN se ha ido extendiendo a casi todos los países que en su día formaron parte del Pacto de Varsovia: la RDA, reunificada en la RFA, en 1990; Polonia, República Checa y Hungría, en 1998; y Estonia, Letonia, Lituania, Eslovaquia, Eslovenia, Rumanía y Bulgaria, en 2004. Entre ellos, las tres repúblicas bálticas y Polonia tienen, de distintas maneras, fronteras con Rusia. 

Posteriormente se intentó la ampliación del organismo militar occidental con otros dos países: Georgia, en 2008, y Ucrania, en 2014. Los dos, fronterizos con Rusia. Si en el primer caso ese intento se ha enfriado, el segundo se ha convertido en estos momentos en el principal foco de tensión internacional entre EEUU y Rusia, con los países europeos de por medio y entre éstos, con intereses diferentes.

El que Ucrania se haya convertido de nuevo en la principal pieza del tablero geoestratégico internacional no es algo que haya sido producto del azar. Y para ello debemos partir de dos realidades: una, la situación de EEUU como potencia hegemónica internacional en un contexto cambiante; y la otra, derivada de esto último, el papel que juegan Rusia, heredera de buena parte de lo que representó la URSS, y China, como principal potencia emergente y rival, de facto y de palabra, de EEUU.  

China es un país que lleva varias décadas en un proceso de crecimiento económico ininterrumpido. Lo contrario que EEUU, que estaría en bancarrota de no ser por la capacidad que tiene a través de su moneda para enjugar su crónico déficit comercial y financiero. China, a su vez, sigue incrementando los tratados comerciales de carácter amistoso con países de Asia, África y América Latina,  lo que lleva a cabo buscando materias primas y ofreciendo inversiones y productos manufacturados. En el caso de EEEU, sus intervenciones y/o agresiones militares de EEUU en Irak, Libia o Afganistán no son ajenas al control que quiere ejercer sobre sus recursos naturales, especialmente el petróleo. 

En su búsqueda de nuevos mercados China ha llegado a crear y/o pergeñar nuevas vías, si bien en esta ocasión haciéndolo a través del continente euroasiático, pero sin descartar las vias marítimas. Es el caso de la Nueva Ruta de la Seda, trazada por el interior de Asia, rememorando la habida en los siglos medievales, y que podría llegar incluso hasta Europa. También estarían corredores de menor distancia, complementarios o apéndices de la anterior, como el chino-pakistaní, el indo-iraní-afgano o el indo-iraní-ruso. 

En cuanto a la capacidad militar, la de China es muy inferior a la de EEUU, sobre todo en lo concerniente a la potencia nuclear. El despliegue de sus efectivos militares está restringido a su área de seguridad en el Extremo Oriente. Por el contrario, el gigante norteamericano dispone de una ingente cantidad de tropas repartidas por todos los océanos y mares en forma de bases militares o flotas navales, que se ven reforzadas por la ayuda que le prestan los países que integran la OTAN. Una ayuda en cierta medida no homogénea, pero que en su conjunto no es nada desdeñable. Y en algunos casos, hasta de máximo nivel, como ocurre con Gran Bretaña, del que la deriva hacia el brexit no ha sido algo ajeno.

Que EEUU está buscando en la crisis ucraniana la forma de aislar a Rusia con la ayuda de sus aliados europeos, no cabe la menor duda. Entre los motivos existentes, sin perder de vista la baja popularidad del presidente Biden, no podemos olvidarnos de un hecho primordial: Rusia es una potencia energética, suministradora de la mayor parte del gas natural que se consume en Europa. En el caso concreto de Alemania adquiere una máxima importancia, dados los escasos recursos energéticos naturales de los que dispone y después que haya  renunciado a la producción de electricidad a través del carbón y la energía atómica. En este contexto EEUU se ha postulado como suministrador del gas esquisto proveniente del sistema conocido como fracking, una actividad en la que ha apostado sin límites, a pesar del fuerte impacto medioambiental que conlleva.

De lo que se trata, por tanto, es de debilitar a Rusia, una de las potencias internacionales y la segunda en términos de armamento nuclear, pero con una capacidad militar que sólo le permite poder garantizar su propia seguridad entre los países de su entorno geográfico. No lo olvidemos: el importe de su gasto militar se encuentra bastante alejado del que tiene EEUU y aumentarlo repercutiría gravemente sobre una economía que en términos relativos es muy inferior.

La entrada de Ucrania en la OTAN supondría la ampliación del cerco militar sobre Rusia y algo que pondría en peligro su seguridad. Creer que lo que busca Rusia es la anexión de su vecino del oeste resulta una falsedad. Uno de los ejemplos que se pone es de la incorporación de Crimea por Rusia ocurrida en 2014, sobre lo que conviene hacer dos matizaciones: se llevó a cabo como consecuencia del golpe de estado habido en Ucrania, impulsado desde las potencias occidentales, y que supuso la imposición de un gobierno prooccidental y con un fuerte sesgo antirruso, teniendo en cuenta que una parte importante de ese país se autodefine culturalmente como rusa; y fue apoyado en referéndum por la inmensa mayoría de su población. Y otro ejemplo es el de los territorios situados al este de Ucrania, de mayoría cultural rusa, donde no se aceptó lo ocurrido tras el golpe de 2014. Se han desgajado no tanto de Ucrania, a la que siguen queriendo pertenecer, como de las autoridades instaladas a partir de 2014.

Se está hablando que Europa tiene muy poco que ganar y mucho que perder en este conflicto. La UE no está actuando como un bloque homogéneo, más allá de pronunciamientos verbales contra Rusia. Por su parte, los gobiernos de los países miembros de la OTAN también están mostrando actitudes diversas. Los de Francia y Alemania, en un principio, están entre los más remisos a que el conflicto se agrave. El de Gran Bretaña, como principal aliado de EEUU, se encuentra en el extremo opuesto. Y está el nuestro, con una ministra de Defensa, Margarita Robles, que no ha dudado en apoyar, mediante gestos y alguna decisión concreta de carácter logístico, a EEUU. Mal asunto. Para el propio gobierno de coalición y para nuestro país. 

El NO A LA GUERRA tiene que seguir siendo la perspectiva más razonable.           


Algunos documentos de interés (por orden cronológico)

Augusto Zamora R. Réquiem polifónico por Occidente. Madrid, Akal/Foca, 2018.
Augusto Zamora R. “Ucrania es casus belli, señores de la OTAN”, en Público, 30-12-2021 (https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55224/ucrania-es-casus-belli-senores-de-la-otan/).
Ángel Guerra. “Rusia-EU: quién amenaza a quién (I)”, en teleSURtv.net, 12-01-2022 (https://www.telesurtv.net/bloggers/Rusia-EU-quien-amenaza-a-quien-I-20220112-0001.html).
Rafael Poch. “La invasión de Ucrania”, en ctxt, 16-01-2022, (https://ctxt.es/es/20220101/Firmas/38467/rusia-ucrania-invasion-otan-rafael-poch.htm).
Pedro Baños.” Si Europa llegara a enfrentarse militarmente…”, mensaje publicado en Twiter, 19-01-2022 (https://twitter.com/geoestratego/status/1483767715831689217).
Guadi Calvo. “La OTAN, a toda velocidad contra Rusia”, en Rebelión, 20-01-2022 (https://rebelion.org/706834-2/).
Augusto Zamora R. “Rusia, Ucrania, la OTAN y la multipolaridad”, en Público, 21-01-2022 (https://blogs.publico.es/otrasmiradas/55964/rusia-ucrania-la-otan-y-la-multipolaridad/).
Ángel Guerra. “Rusia-EU: quién amenaza a quién (II)”, en teleSURtv.net, 21-01-2022 (https://www.telesurtv.net/bloggers/Rusia-EU-quien-amenaza-a-quien-II-20220121-0001.html).

viernes, 21 de enero de 2022

La indecencia del alcalde de Madrid con las víctimas de "la Desbandá" de Málaga

El gobierno del Ayuntamiento de Madrid acaba de restituir el nombre de la calle Crucero Baleares. Fue el buque que protagonizó, junto con la aviación italiana y española, el acoso y bombardeo de las decenas de miles de personas que huían de Málaga hacia Almería por la carretera de la costa, después que las tropas sublevadas, con la ayuda italiana, conquistaran la capital de provincia. Fue uno de los episodios más crueles de la Guerra Española, conocido como "la Desbandá" y ocurrido en febrero de 1937. Insensibles con las víctimas del fascismo, José Luis Martínez Almeida y demás representantes de la derecha, han dado una nueva muestra en la forma de tratar a esas víctimas y su memoria. 

Un episodio que llevó al general Gonzalo Queipo de Llano, el "virrey" de Andalucía, a decir cosas como éstas, cargadas de cruel sarcasmo e impiedad: "Grandes masas huían a todo correr hacia Motril. Para acompañarles en su huida y hacerles correr más aprisa, enviamos a nuestra aviación, que los bombardeó”. 

Todo lo contrario de lo que el médico canadiense Norman Bethune, testigo de lo ocurrido, escribió en su diario: "Sedientos, descansando sobre las rocas o vagando temblorosos sin rumbo. Los muertos estaban esparcidos entre los enfermos con los ojos abiertos al Sol".

O, en un tono poético, lo que Pablo Neruda expresó en unos versos:

Málaga arada por la muerte
y perseguida entre los precipicios
hasta que las enloquecidas madres
azotaban la piedra con sus recién nacidos.



(Imágenes: arriba, fotografía del momento; abajo, dibujo realizado por el alumnado del Taller de Pintura Paréntesis de Málaga).

jueves, 20 de enero de 2022

Las amistades peligrosas del emérito

Un tal El Assir, hispano-libanés, está siendo reclamado por la Interpol a las autoridades Emiratos Árabes. Tiene asuntos pendientes, y muy graves, con las justicias española y francesa. Ya se sabe, delitos fiscales supermillonarios. Es un hombre con una larga trayectoria en el mundo de los negocios... con las armas de por medio. Se dice que es amigo del emérito. Y no lo es de fechas recientes, aunque estén coincidiendo en uno de esos paraísos arenosos que tienen en su subsuelo el preciado oro negro. Amigo, sí, como otros tantos. Miembros de familias reales o exreales. Nacidos allende las fronteras, como los Khashoggi, Sanginés-Krause, Tchokotua... O hijos de la patria, como los Prado y Colón de Carvajal, De la Rosa, Conde, Alcocer, Cortina... Incondicionales donde los haya. A algunos no les ha faltado incluir entre sus andanzas el haber tenido que pasar por la trena. De aquí o de allá. Amistades peligrosas.
 
(Imagen: "La colecta de Juan Carlos entre sus amigos ricos para pagar", El Español, 27-02-2021).

sábado, 15 de enero de 2022

Un documento muy interesante sobre la caracterización de la ganadería extensiva


En julio de 2020 las organizaciones ecologistas por WWF España, Trashumancia y Naturaleza, la Sociedad Española de Pastos y la Plataforma por la Ganadería Extensiva y el Pastoralismo hicieron pública una propuesta con el fin de orientar las actividades ganaderas dentro de un modelo ambiental sostenible. Su título concreto es "Propuesta de caracterización de la ganadería extensiva, para orientar las ayudas públicas hacia un modelo de apoyo a pastores y rebaños. Documento de debate", y tiene como autores principales a Pablo Urivelarrea y Luis Linares, a la vez que ha contado con la revisión y la colaboración de otras 38 personas, expertas en el campo de la ecología y las actividades agrarias.

Tal como se indica en el portal electrónico de WWF España, el objetivo de la propuesta "es servir como documento de partida en el necesario proceso de caracterización de la ganadería extensiva; especialmente en la determinación de unos criterios objetivos que permitan diferenciar los diversos sistemas ganaderos y establecer una gradación de su nivel de extensividad". Enviada a los ministerios españoles de Agricultura y Transición Ecológica, todo ello está entroncado en "el marco del debate para el diseño de la Política Agraria Común".

Como una forma de ordenar el debate, los cuatro grupos ecologistas propusieron, a su vez, tres procedimientos de debate, de manera que se pueda establecer una diferenciación/concreción de lo que es la ganadería extensiva: 1) clasificación zootécnica y sistema de producción; 2) establecimiento de cargas mínimas y máximas en tipos de pasto, superficies y periodos de pastoreo; y 3) delimitación de la alimentación suplementaria del ganado.

Resulta evidente que desde los ministerios a los que se dirigieron los grupos ecologistas no se han dado mucha prisa en el tratamiento del problema. Las polémicas suscitadas en el verano pasado y durante estos días en torno a las declaraciones de Alberto Garzón sobre el consumo de carne y determinadas prácticas ganaderas perniciosas, lo han puesto de relieve. Estamos ante un debate que, a pesar de partir de presupuestos científicamente sólidos, está siendo intoxicado mediante bulos informativos y cuenta, de un lado, con la presión de grupos económicos que quieren que nada cambie y, de otro, con la actitud de quienes se enrocan en unas perspectivas político-electorales cortoplacistas. Y no se trata de un posicionamiento personal por parte del ministro: existe una llamada Agenda 2030. Del Gobierno de coalición.  

El documento, que tiene una extensión de 52 páginas, es de gran interés. Ofrezco por ello la posibilidad de acceder a su contenido completo a través del enlace del portal antes referido de WWF España:

https://wwfes.awsassets.panda.org/downloads/propuesta_de_caracterizacion_de_la_ganaderia_extensiva__aproximacion_a_la_diferenciac.pdf?55564/Propuesta-de-caracterizacion-de-la-ganaderia-extensiva-Aproximacion-a-la-diferenciacion-del-grado-de-extensividadj  

viernes, 14 de enero de 2022

Un poco sobre Maya Angelou, escritora, artista y activista afroamericana

Hace tres años leí el libro Mamá y yo y mamá (Tafalla, Txalaparta, 2019), de la escritora afroamericana Maya Angelou. También pude leer algunos de sus poemas, que estos días he vuelto a releer. Su nombre acaba de salir en los medios de comunicación porque su imagen acaba de aparecer en las monedas de cuarto de dólar de EEUU.  

El nombre de Maya Angelou, por el que es conocida mundialmente, no es el real: está tomado de la contracción de my sister, como la llamaba su hermano, y una ligera variación de Angelos, el apellido de origen griego del que fue su primer esposo. Pero más allá de esa anécdota, su vida está plagada de una infinidad de vivencias, en buena parte dramáticas y especialmente durante las dos primeras décadas de su existencia. Hija de un matrimonio mal avenido y roto, los primeros años, junto a su hermano, los pasó en un trasiego continuo de hogares entre su Missouri natal y Arkansas, donde vivía su abuela paterna. Con apenas siete años sufrió las agresiones sexuales de su padrastro, lo que acabó provocándole un trauma psíquico y físico, hasta el punto de perder el habla durante varios años. 

Con mucho sacrificio logró terminar los estudios secundarios, pero se topó con un embarazo adolescente, lo que la llevó a buscar todo tipo de trabajos, desde conductora de tranvías hasta prostituta. Con el paso del tiempo fue orientándose hacia el mundo del arte, en el que se formó y trabajó como cantante, bailarina, actriz e incluso directora de cine. Y luego, claro está, lo hizo hacia la escritura, donde fue autora de varias autobiografías, obras de teatro, guiones de cine y poemas. 

Con el paso de los años fue tomando conciencia de su doble condición: mujer y negra. la misma por la que sufrió tanto la violencia patriarcal como la racial. Y por eso buena parte de su vida la dedicó a combatir ese doble sistema opresor. Fue activista en favor de los derechos civiles para la comunidad afroamericana y los de las mujeres, donde jugó un papel importante y que la llevó a ser represaliada. Cosas de la gran democracia estadounidense.  


Mamá y yo y mamá

La última de sus autobiografías fue precisamente Mamá y yo y mamá, publicada en 2013, un año antes de su muerte. Se trata de un relato en el que traza su vida a través de la relación con su madre. De ahí ese juego de palabras en el título: lo primero, su madre y ella; y luego, ella y su madre. Es así como conforma, con sus respectivos títulos, las dos partes del libro. 

Estamos ante una especie de ajuste de cuentas con su madre, pero en positivo. Un ejercicio de empatía, hecho con la suficiente delicadeza y generosidad como para saber entender los contextos en los que Maya Angelou vivió determinadas situaciones de gran dureza. Y en medio de todo eso, fue como fue aprendiendo a vivir por sí misma. 

En el final de su primera parte puede leerse lo siguiente sobre las palabras que le dirigió su madre cuando, muy joven, decidió irse a vivir con su hijo recién nacido:

Con lo que has aprendido con la abuela Henderson en Arkansas y lo que has aprendido de mí, sabes la diferencia entre lo que está bien y está mal. Haz lo correcto. No dejes que nadie cambie la forma en la que te has criado. (...) Y recuerda esto: siempre podrás volver a casa.

Y, ya en la segunda parte, también en los párrafos finales, nos deja estas otras palabras, esta vez de ella hacia su madre moribunda:

"Has sido una gran trabajadora (...). Muchos hombres y, si la memoria no me falla, varias mujeres se han jugado la vida para quererte. Cuando éramos pequeños fuiste una madre horrible, pero no ha habido mejor madre que tú con tu joven adulta".
Apretó mi mano dos veces.
Le besé los dedos y se los devolví a la mujer que estaba sentada junto a su cama. Luego me fui a casa.
Me desperté al amanecer y corrí escaleras abajo en pijama. Conduje al hospital y aparqué el coche en doble fila. No esperé al ascensor. Corrí escaleras arriba hasta su planta.
-Acaba de irse -dijo la enfermera.
Miré la forma sin vida de mi madre y pensé en su pasión y en su ingenio. Sabía que merecía una hija que la quisiera y que tuviera buena memoria, y la había conseguido".


Su poesía

Autora de una amplia obra poética, voy a dejar para su lectura algunos de sus poemas. Una forma de adentrarnos a ese mundo que vivió y del que quiso dejar constancia de sus sentimientos, anhelos, frustraciones y hasta reflexiones.


A pesar de todo me levanto

Tú puedes escribirme en la historia
con tus amargas, torcidas mentiras,
puedes arrojarme al fango
y aún así, como el polvo…, yo me levanto.

¿Mi descaro te molesta?
¿Por qué estás ahí quieto, apesadumbrado?
Porque camino
como si fuera dueña de pozos petroleros,
bombeando en la sala de mi casa.

Como lunas y como soles,
con la certeza de las mareas,
como las esperanzas brincando alto.
Así, yo me levanto.

¿Me quieres ver destrozada?
Con la cabeza agachada y los ojos bajos,
los hombros caídos como lágrimas,
debilitados por mi llanto desconsolado.

¿Mi arrogancia te ofende?
No te tomes tan a pecho
que yo ría como si tuviera minas de oro,
excavándose en el mismo patio de mi casa.

Puedes dispararme con tus palabras,
puedes herirme con tus ojos,
puedes matarme con tu odio,
y aún así, como el aire, yo me levanto.

¿Mi sensualidad te molesta?
¿Surge como una sorpresa
que yo baile como si tuviera diamantes
ahí, donde se encuentran mis muslos?

De las barracas de la vergüenza de la historia,
yo me levanto.
Desde el pasado enraizado en dolor,
yo me levanto.
Soy un océano negro, amplio e inquieto,
manando,
me extiendo, sobre la marea.

Dejando atrás noches de temor, de terror,
me levanto
a un amanecer maravillosamente claro,
me levanto,
brindado los regalos, legados por mis ancestros.
Yo soy el sueño y la esperanza del esclavo.
Me levanto.
Me levanto.
Me levanto.


Envejeciendo

Cuando me veas sentada en silencio,
como un saco dejado en el estante,
no creas que necesito tu charla.
Me estoy escuchando a mí misma.
¡Espera! ¡Detente! ¡No te apiades de mí!
¡Espera! ¡Detén tu simpatía!
Entendiendo que usted lo consiguiera,
¡de lo contrario me haré sin él!
Cuando mis huesos estén entumecidos y doloridos,
y mis pies no suban la escalera,
sólo te pediré un favor:
no me traigas una mecedora.
Cuando me veas caminando, tropezándome,
no estudiando y equivocándome.
Porque cansada no significa ser perezosa
y que cada adiós no se haya ido.
Soy la misma persona que fui entonces,
con un poco menos de pelo, un poco menos de barbilla,
muchos menos pulmones y mucho menos aliento.
Pero con suerte de que todavía pueda respirar.


Familia humana

Noto las obvias diferencias
en la familia humana.
Algunos de nosotros somos serios,
algunos prosperan con la comedia.

Algunos declaran que sus vidas se viven
como verdadera profundidad,
y otros afirman que realmente viven
la realidad real.

La variedad de nuestros tonos de piel
puede confundir, asombrar, deleitar,
marrón y rosa y beige y violeta,
bronceado y azul y blanco.

He navegado sobre los siete mares
y me detuve en todas las tierras,
he visto las maravillas del mundo,
pero todavía no he visto un hombre común.

Lo sé de diez mil mujeres
llamadas Jane y Mary Jane,
pero no he visto dos
que realmente fueran las mismas.

Los gemelos en espejo son diferentes,
aunque sus facciones concuerden,
y los amantes tienen pensamientos muy diferentes
mientras están acostados uno al lado del otro.

Amamos y perdemos en China,
lloramos en los páramos de Inglaterra,
reímos y gemimos en Guinea,
y prosperamos en las costas españolas.

Buscamos el éxito en Finlandia,
nacen y mueren en Maine.
En formas menores diferimos,
en mayores somos iguales.

Noto las obvias diferencias
entre cada género y tipo,
pero entre amigos somos más parecidos
de lo que somos diferentes.

Somos más parecidos entre amigos
de lo que somos diferentes.

Somos más parecidos entre amigos
de lo que somos diferentes.


Mensaje a Nelson Mandela

Su día ha concluido.
Ha concluido.
La noticia llegó en las alas de un viento, reacio a llevar su carga.
Ha concluido el día de Nelson Mandela.
La noticia, esperada pero aún ingrata, llegó a Estados Unidos, y de repente nuestro mundo se volvió sombrío.
Nuestros cielos se tornaron grises.

Su día ha concluido.
Les vemos a ustedes, el pueblo sudafricano, enmudecidos
ante el portazos de ese umbral final del cual ningún viajero regresa.
Nuestro espíritu le tienden a ustedes la mano, a los Bantu, los Zulú, los Xhosa, los Boer.
Pensamos en ustedes y su hijo de africano, su padre, su otra maravilla del mundo.

Les enviamos nuestras almas mientras reflexionan acerca de su David armado con tan sólo una piedra para enfrentarse al poderoso Goliat.
Su hombre fuerte, Gedeón, emerge triunfador.
Aún habiendo nacido en el brutal seno del apartheid, marcado por la salvaje atmósfera del racismo, y encarcelado injustamente en las sangrientas fauces de las mazmorras sudafricanas.

¿Sobreviviría este hombre? ¿Sobreviviría este hombre?
Su respuesta dio fuerzas a hombres y mujeres de todo el mundo.
En El Álamo de San Antonio, en Texas, en el puente de Golden Gate en San Francisco, en el Loop de Chicago, en el Mardi Gras de Nueva Orleans, o en el Times Squares de Nueva York, todos observamos cuando la esperanza de África emergió de las puertas de la cárcel.

Su estupendo corazón, intacto, su titánica voluntad fuerte y sana.

Las bestias no habían podido lisiarle, como tampoco veintisiete años de cárcel habían podido disminuir su pasión por los derechos de los seres humanos.
Incluso aquí en Estados Unidos sentimos la serena y refrescante brisa de la libertad.

Cuando Nelson Mandela tomó posesión de la Presidencia de su país, donde anteriormente no se le había permitido siquiera ejercer el voto, nos enaltecimos con lágrimas de orgullo, al ver que los antiguos celadores de Nelson Mandela habían sido por él invitados a sentarse en la primera fila durante su ceremonia de investidura.

Le vimos aceptar el premio mundial en Noruega con la gracia y gratitud de Solón de la antigua Roma*, y con la confianza de los jefes africanos sentados en sus antiguos bancos reales.

Ningún sol sobrevive su atardecer, pero saldrá de nuevo y trayendo consigo al alba.

Sí, el día de Mandela ha concluido, pero nosotros, sus herederos, abriremos aún más las puertas de la reconciliación,
responderemos generosamente al clamor de negros y blancos, asiáticos, hispanos y pobres que viven en penosas condiciones a ras del suelo en nuestro planeta.

Él nos ha dado comprensión,
nosotros aplazaremos nuestro perdón incluso para quienes no nos lo piden.
El día de Nelson Mandela ha concluido, confesamos en voces llorosas, pero 
alzamos las nuestras para dar gracias.

Te damos las gracias, nuestro Gedeón; gracias, nuestro David, nuestro magnífico y valiente hombre.
No te olvidaremos, no te ultrajaremos. Nos acordaremos y estaremos contentos de que viviste entre nosotros, de lo que nos enseñaste, y de que nos quisiste a todos.

* Se trata de un error: debería decir Grecia.


Mujer fenomenal 

Las mujeres hermosas se preguntan
dónde radica mi secreto.
No soy linda o nacida
para vestir una talla de modelo,
mas cuando empiezo a decirlo
todos piensan que miento
y digo:
está en el largo de mis brazos,
en el espacio de mis caderas,
en la cadencia de mi paso,
en la curva de mis labios.
Soy una mujer
fenomenal.

Mujer fenomenal,
ésa soy yo.

Entro en cualquier ambiente
tan calmada como a ti te gusta,
y en cuanto al hombre
los tipos se ponen de pie o
caen de rodillas.
Luego revolotea a mi alrededor
una colmena de abejas melíferas.
Y digo:
es el fuego de mis ojos,
y el brillo de mis dientes,
el movimiento de mi cadera,
y la alegría de mis pies.
Soy una mujer
fenomenal.

Mujer fenomenal,
ésa soy yo.

Los mismos hombres se preguntan
qué ven en mí.
Se esfuerzan mucho
pero no pueden tocar
mi misterio interior.
Cuando intento mostrarlo,
dicen que no logran verlo
Y digo:
está en la curvatura de mi espalda,
el sol de mi sonrisa,
el porte de mis pechos,
la gracia de mi estilo.
Soy una mujer
fenomenal.

Mujer fenomenal,
ésa soy yo.

Ahora comprendes
por qué mi cabeza no se inclina.
No grito ni ando a saltos,
no tengo que hablar muy alto.
Cuando me veas pasar
deberías sentirte orgullosa.
Y digo:
está en el sonido de mis talones,
la onda de mi cabello,
la palma de mi mano,
la necesidad de mi cariño,
porque soy una mujer
fenomenal.

Mujer fenomenal,
ésa soy yo.


Oda negra

Tu belleza es un trueno
que me hace deambular –y deambulo
ensordecida
bajando por un callejón en el crepúsculo
y sonidos húmedos
-“Oh, nena, mira lo que podrías conseguir si tu nombre
fuera Willie”-,
para remojar tus palabras como tabaco de mascar.
 
Una risa, negra y que fluye
a mí me convierte en un ser –un ser
redondeado
subiendo al pasillo bautismal, gimiendo
sonidos húmedos
-“Bendícela. Toma tu lecho y camina.
Has cargado un gran peso”-,
para lamer tu amor como lágrimas.


Paz asombrosa

Retumban los truenos en los desfiladeros
y los aleros de nuestras casas traquetean por los relámpagos;
el río crecido invade nuestros caminos.

Nieve sobre nieve, cada vez más nieve.
La avalancha amenaza nuestros pueblos indefensos.
Cuelga sobre nuestros cuerpos un cielo gris, amenazante.

Nos hacemos preguntas.
¿Cómo fue que afrentamos a la Naturaleza?
Qué angustia, mi Dios:
“¿Estás allí?”. “¿De verdad estás?”.
“¿Sigue en pie la alianza que hiciste con tu pueblo?”.

En este clima inundado de miedo y aprehensión, llega la Navidad.
Con sus raudales de luces, sus campanas de esperanza,
sus cánticos de perdón, sus notas que ascienden abrillantadas.
Invade al mundo un aliento que lo aleja del rencor
y lo acerca a la amistad.

Es la Temporada Dichosa.
Va menguando el trueno, va ensanchándose el silencio,
se arrinconan los relámpagos.
Se repliega la crecida para sumirse en el recuerdo.
La nieve es un almohadón suave que amortigua nuestro andar afanoso hacia 
tierras más altas.

La esperanza renace, se encarna en rostro de niño,
en los hombros de nuestros viejos, que caminan
hacia su propio atardecer.
La esperanza abraza la Tierra, lo ilumina todo,
hasta el odio, se anida acuclillado en oscuros pasillos.

De la alegría va surgiendo un susurro:
al principio débil, luego se hace escuchar;
avanza cada vez más fuerte,
se convierte en dulzura que penetra por los oídos.
“Paz”, es la palabra: Paz.
Más clara, más potente,
más fuerte que las explosiones.

Y temblamos de emoción al recibirla.
Es el alimento que tanto hemos buscado.
Porque no es sólo ausencia de guerra, sino paz verdadera:
Armonía del espíritu, consuelo gentil,
seguridad para nuestros amados y para sus seres amados.

Recibamos con aplausos la paz navideña,
hagámosle gestos y señas para que este buen tiempo no se vaya todavía.
¡Quédate con nosotros! Baptistas, budistas, metodistas, musulmanes te decimos 
Ven”.
Ven, Paz.
Colma nuestro ser y nuestro mundo con tu majestad.
“Ven”, te pedimos judíos y jainistas, católicos y confucianos;
te lo imploramos, quédate un tiempo más
para que podamos aprender con tu luz resplandeciente
cómo mirar a través del color de la piel
y apreciar el espacio común.

Es Navidad, tiempo para detener el odio.

Sobre esta plataforma de paz generemos un idioma
que sirva para traducirnos a nosotros mismos y entre nosotros.
 
En este instante sagrado celebramos el nacimiento de Jesucristo.
A las grandes religiones del mundo,
y exultantes por el advenimiento precioso de la confianza,
anunciamos en lenguas espléndidas la venida de la esperanza.
Las tribus del planeta sosiegan sus voces para acoger la promesa de la Paz.

Ángeles y mortales, creyentes y no creyentes,
miramos hacia el cielo y decimos en voz alta:
Paz.
Miramos el mundo y decimos en voz alta:
Paz.
Miramos a quien tenemos al lado, nos miramos a nosotros mismos
y decimos sin timidez, sin dudas, sin pedir disculpas:

Paz para ti, mi hermano
Paz para ti, mi hermana
Paz para ti, alma mía.

Paz.


Recuerdo

El peso lento
de tus manos, alborotando a las abejas
que anidan en mi pelo, tu sonrisa en la
pendiente de mi mejilla. Te aprietas
sobre mí
esta vez, encendido, derramando
urgencia, y el misterio viola
mi razón.

Cuando te retiras,
tú y la magia, cuando
sólo el olor de tu
amor persiste entre
mis pechos, entonces, sólo
entonces, puedo devorar con gula
tu presencia.


Una presunción

Dame tu mano.
 
Hazme lugar
para que te lleve
y te siga
más allá de este furor de la poesía.
 
Deja para los otros
la intimidad
de tocar las palabras
y el amor por la pérdida
del amor.

A mí,
dame tu mano.

jueves, 13 de enero de 2022

"La mole blanca y azul....", en La Crónica de Salamanca


Esta tarde estuve hablando por teléfono con mi amigo Chema. Me dijo que le había gustado la entrada "Esa mole blanca y azul que se contempla desde el balcón familiar", pero la razón principal de su llamada fue preguntarme si quería que enviara el escrito al periódico digital La Crónica de Salamanca. Además, me sugirió añadir junto a mi nombre el del Comité Antinuclear y Ecologista de Salamanca. No dudé ninguna de las dos cosas. Y al poco -o muy poco- me remitió el enlace de su publicación. Mi agradecimiento a Chema, por supuesto, y al periódico.

Este es el enlace:

Esa mole blanca y azul que se contempla desde el balcón familiar


El balcón de la cocina de mi casa familiar salmantina ha sido siempre un lugar privilegiado por las vistas que tiene. Orientado hacia el sur y el suroeste, tiene como horizonte los Montalvos, ese pequeño bloque montañoso de pizarras y cuarcitas muy arrasado por le erosión que flanquea por el sur el paso del río Tormes. 

El horizonte que se divisaba fue una fuente de aprendizaje, cuando mi madre me señalaba la silueta de la Peña de Francia, visible en los días más claros. O cuando me decía que los atardeceres de colores cálidos anunciaban días soleados. E incluso cuando me decía que las lluvias venían por los Montalvos, cuando se veían esos cielos que se iban oscureciendo. Y de las dos últimas cosas no erraba, porque, aun desde su inconsciencia cognitiva, lo que reflejaba era una realidad meridiana. Y es que es desde el oeste de donde proviene la circulación atmosférica general que afecta a nuestro continente y de ahí que pudiera intuir lo que podía ocurrir cada día siguiente o que captara que iban a llegar lluvias, lo que la llevaba a recoger la ropa tendida en el balcón.   

Sí, un balcón desde el que también he sido testigo de cómo ha ido cambiando en parte el paisaje a lo largo de los años. Aunque con un gran consuelo: el de poder seguir contemplando los atardeceres, tantas veces encendidos por sus coloraciones cálidas, en el momento en que el sol se va ocultando.

El primero de esos cambios en el paisaje fue la aparición por la izquierda de lo que durante mi niñez y juventud llamábamos "el Ambulatorio". Lo habían ubicado en la cuesta de San Vicente, la subida empinada desde el río Tormes que bordeaba por el oeste el cerro del mismo nombre, que es, a su vez, el núcleo histórico originario de la ciudad. Inaugurado en 1965, fue el primer complejo sanitario público de la ciudad, formado por el edificio de las consultas externas, esto es, el Ambulatorio propiamente dicho, y la residencia hospitalaria, que recibió el nombre de Virgen de la Vega. Corrían los años del desarrollismo del régimen franquista, cuando, con un retraso de más de una década en relación a los países de la Europa occidental, se decidió crear un sistema de salud cuasi universal, basado en las cotizaciones obligatorias a la Seguridad Social  por parte de las empresas.

Con "el Ambulatorio" surgió, así, un imponente bloque de hormigón de color blanco, complementado por una cristalería azul en sus ventanas, que se erigía como un coloso. Y por delante, ese bosque de antenas de televisión, acompañadas de alguna que otra chimenea, que se fue levantando sobre los tejados rojos de los edificios del barrio. Eran los  tiempos -los sesenta y los setenta- en que los televisores se convirtieron en el aparato rey de cada casa. Símbolos de la modernidad, como lo fueron las lavadoras, los frigoríficos y también los teléfonos -de cable, por supuesto-, aunque en lo más alto de la jerarquía doméstica. Estaban situados en el corazón de los hogares -el comedor o la sala de estar- y sobresalían al exterior a través de sus esos cables blancos colgantes sobre las fachadas y esas antenas metálicas levantadas sobre los tejados. 

Me llegó el otro día un correo de mi amigo Chema, veterano ecologista y compinche por los años ochenta en las andanzas en el Comité Antinuclear de Salamanca. Me informaba de un acto que se va a celebrar próximamente en protesta por lo que está ocurriendo en el entorno hospitalario situado en la cuesta de San Vicente. Lo que fue el Hospital Clínico, inaugurado en 1976, ha sido sustituido recientemente por un edificio nuevo y contiguo, junto al río. Sobre el viejo, que será derruido, se levantará otro nuevo para consultas sanitarias externas. Y el edificio de lo que fue el primer hospital público y primer ambulatorio de Salamanca, el Virgen de la Vega, se irá abandonando, sin que se sepa todavía qué hacer con él. Una nuestra, una vez más, de la forma que tiene el PP de gastar el dinero público: la concesión permanente de obras a las empresas privadas para su beneficio, sin contar con esas mordidas para otros fines que son tan frecuentes. No importa el coste, aunque luego se lleven a cabo recortes en lo primordial: la atención primaria, las especialidades médicas...

No sé cuándo la mole blanca y azul dejará de formar parte del paisaje del balcón familiar. Ya desde hace años el bosque de antenas sobre los tejados rojos fue dando paso -para bien- a unos postes metálicos de menor densidad. Las chimeneas siguen presentes, aunque, desaparecidas hace muchos años las chapas de las cocinas, ya apenas sin funciones. Pero, ante todo, sigue permaneciendo el horizonte en el que los Montalvos se erigen en la última barrera que cruza el sol cuando se va escondiendo para dar paso a la noche. 

miércoles, 12 de enero de 2022

Más sobre las macrogranjas: entre las incongruencias y la cordura

La polémica en torno al modelo de ganadería industrial, focalizado en las macrogranjas, sigue presente. Y con ella, las mentiras, las medias verdades, las incongruencias, la demagogia, las deslealtades, el oportunismo, la hipocresía... Cumpliéndose eso de "donde dije Digo..." o, quizás lo que es peor, aquello de "esas cosas se piensan, pero no se dicen". 

Así, tenemos al presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, cuyo gobierno ha aprobado no hace mucho una moratoria en la construcción de macrogranjas,  lanzando improperios contra Alberto Garzón. O a la ministra de Defensa hablando de "deslealtad institucional". O al propio Pedro Sánchez, que sólo le faltó volver a decir eso de "mejor, al punto"... En el caso del PP la hemeroteca no miente cuando pueden leerse noticias y verse imágenes con miembros, más o menos destacados,  criticando las macrogranjas. El que fuera presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, por ejemplo, lo hizo en varias ocasiones y una de ellas precisamente en 2019, cuando declaró que "no es un modelo a seguir" en su comunidad. Ahora el que lo ha sustituido al frente de ese organismo, mentiras aparte, no se le ha ocurrido otra cosa que decir que "son un concepto erróneo". 

Tampoco entre las asociaciones agrarias que formalmente deben defender a las pequeñas explotaciones las cosas están claras. Está le caso del presidente de la UPA, que fue de los primeros en lanzarse a la yugular del ministro de Consumo, cuando dos o tres años atrás pidió al Gobierno que regulara lo de las macrogranjas por dañinas. O el del presidente provincial de la COAG de Palencia, que, mientras se manifestaba contra Garzón, dijo cosas como éstas: "Si está contra las macrogranjas, que regule, que nosotros estaríamos de acuerdo con él en ese tema".

Menos mal que entre tantas incongruencias y demás pueden leerse o escucharse cosas más que cuerdas. Es lo que voy a mostrar en las líneas que siguen. 


Arsenio Rodríguez, copropietario de Arbas Ganadería Ecológica y presidente de la Asociación de Ganaderos de Montaña de León

“(…)
las declaraciones del ministro no dicen nada que no sea verdad, pero el sector está muy enfadado. Cuando se le ningunea pues explota.
(…)
Somos un sector donde nos enseñan un señuelo delante y embestimos, y embestimos a veces sin pensar muy bien por qué empezó esta discusión.
[Sobre las  macrogranjas] hay división de opiniones; hay personas que están que echan humo con las declaraciones y gente que está a favor.
(…)
la ciencia está diciendo que esto no es sostenible ni bueno y que por aquí no vamos bien.
La problemática empezó porque se malinterpretan, o se interpretan a su manera [las declaraciones del ministro], pero realmente a las explotaciones familiares y en extensivo nos ha defendido.
(…)
Criticamos los pequeños. No he visto una declaración de los grandes, de los que de verdad tendrían que poner el grito en el cielo (…). Algunas organizaciones agrarias han pedido la dimisión del ministro cuando ellas mismas han defendido poner limitaciones a las macrogranjas en otras iniciativas.
(…)
Estar de acuerdo los ganaderos de extensivo y las macrogranjas es tirar piedras contra tu tejado (…). Cuando aparece una macrogranja desaparecen las pequeñas explotaciones (…). Una gran concentración de animales no es buena ni para los animales ni para la alimentación.
(…)
Hay explotaciones familiares en intensivo, por ejemplo de cabras y vacas de ordeño, que son intensivas, pero son granjas familiares que coexisten perfectamente con la sociedad. (…) Cuando hablamos de una macrogranja, hablamos de miles de animales, y cuando juntas miles de animales, uno de los mayores problemas son los abonos. En pequeñas explotaciones el abono es un subproducto que era casi oro porque se utilizaba para abonar pastos, que produce más, y no dábamos el abono porque era necesario.
[Nuestra asociación va a mandar una carta a los ministerios de Consumo, Agricultura y de Transición Ecológica pidiendo medidas]. Nos parece que somos parte de la solución del problema y creo que en la cadena alimentaria se puede identificar la diferencia entre extensivo, intensivo, familiar y macrogranja.
(…)
Nosotros lo que pensamos es por qué no se pueden especificar nuestros productos: que se etiquete la carne. Sería una parte de la solución (….) Por lo menos poner en la tesitura al consumidor de que pueda elegir
(…)”.



Manuel García, ganadero y ecologista gallego de la comarca de la Baixa Limia

“(…)
el problema es la mala gestión de residuos agroganaderos que se ha hecho durante décadas (…). Durante años no se les ha exigido la más mínima gestión de los residuos que producen.
(…)
Esto [dirigiéndose al río que tenían al lado] debería ser un curso de agua corriente y limpia, y lo que tenemos es poco menos que una depuradora de vegetación acuática. Es decir, es tal el exceso de nutrientes que llegan al río, que la vegetación crece exageradamente, produciéndose un proceso que se llama de eutrofización, que acaba por consumir todo el oxígeno del agua y, por lo tanto, toda su vida.
(…). Lo que no absorbe la vegetación, acaba en los acuíferos o acaba en los cursos hídricos y en los embalses, por supuesto.
(…)
Es totalmente incierto que se cumpla la normativa, si no no tendríamos el resultado que tenemos aquí, en esta comarca. Durante años los organismos competentes -como la consellería de Medio Ambiente, la Confederación Hidrográfica- han hecho la vista gorda, han mirado para otro lado, mientras esas industrias vertían alegremente sus residuos por toda esta comarca.
(…)
Garzón ten moita razón [Garzón tiene mucha razón] (….). Porque este tipo de industrias son totalmente insostenibles por mucho que nos expliquen aquí por todo el consorcio cárnico, que está forzando  toda esta polémica. Y detrás, los partidos políticos interesados, por supuesto”.
 
(Declaraciones realizadas a David Espiño y emitidas en directo el 10-1-2022 en el programa Al Rojo Vivo, de La Sexta; https://www.lasexta.com/programas/al-rojo-vivo/noticias/defensa-agricultor-gallego-ministro-garzon-macrogranjas-tiene-moita-razon_2022011061dc23b920b19a00013622a8.html).


Juan José Millas, escritor

“(…)
es un poco indignante que no se pongan de acuerdo en un tema tan simple.
(…)
Oiga, las macro-granjas son una peste porque infectan los acuíferos con resultados como en el Mar Menor, porque someten a los animales a una situación de estrés que da un poco de vergüenza verlo o saberlo, porque dicen que en un kilómetro o más producen olores insoportables. Y producen carne que es de mala calidad (…). ¿Es tan difícil llegar a un acuerdo de que la ganadería intensiva es malo? Un acuerdo sobre lo obvio.
¿Cómo es posible que alguien hable de esto, el ministro de Consumo, y en el Gobierno, en lugar decir: ah, qué bien, vamos a tomar esto como un punto de nuestra campaña electoral, ahora que hay elecciones en Castilla y León, vamos a abogar por las granjas extensivas, por la ganadería extensiva, que es más racional, que da lugar a un mejor producto... pero por qué nos cuentan este cuento de ponerse de perfil respecto a unas declaraciones que han sido, yo creo por lo que he pedido investigar, super sensatas?
(…)
Es incomprensible, es una cosa que es completamente incomprensible. No se entiende por qué el PSOE tiene pánico a defender la ganadería extensiva, no se entiende, porque desde el punto de vista electoral podría ser brutal lo que podrían ganar con esto.
(…)".

(“La compartida reflexión de Juan José Millás tras escuchar la polémica sobre Alberto Garzón: es incomprensible, es una cosa que es completamente incomprensible"; redacción El HuffPost, 10-01-2022; basado en las declaraciones del escritor en el programa A vivir que son dos días, de la cadena SER, el 9-01-2022; https://www.huffingtonpost.es/entry/la-compartida-reflexion-de-juan-jose-millas-tras-escuchar-la-polemica-sobre-alberto-garzon_es_61dbf910e4b0bcd219614be9).


(Imagen: diario Público).